Tecnología

Samsung España gana un 22% menos en 2020 tras recortar sus ingresos un 10,3%

El negocio de la compañía se vio golpeado por el cierre de los comercios minoristas por la pandemia y la competencia

Logo de Samsung en sus oficinas de Seúl, en Corea del Sur.
Logo de Samsung en sus oficinas de Seúl, en Corea del Sur.

El gigante tecnológico Samsung vio caer su negocio en España durante 2020. La filial de la tecnológica surcoreana, que había vuelto a la senda del crecimiento en ingresos y beneficio en 2019, cerró el pasado ejercicio con una caída del 10,3% en su cifra de negocio, hasta los 1.557 millones de euros, según las cuentas presentadas por la compañía en el Registro Mercantil y recogidas por Infoempresa.com.

La disminución de las ventas provocó una caída del 23,4% en el resultado de explotación de la sociedad, hasta los 25,6 millones, y su beneficio neto disminuyó un 21,8%. La compañía ganó 22 millones frente a los 28 millones alcanzados el año anterior.

Samsung Electronics Iberia asegura que sus ingresos han caído debido fundamentalmente al cierre del comercio minorista durante el segundo trimestre de 2020 como consecuencia de la pandemia por el Covid-19. La filial española también sufrió una dura competencia en el negocio de móviles de compañías chinas, especialmente Xiaomi, que cerró el pasado marzo con una cuota en unidades del 35%, mientras Samsung y Apple sumaban el 38%. Xiaomi llevaba ya entonces cinco trimestres consecutivos siendo número 1 en envíos de smartphones en España, según Canalys.

Casi la totalidad de la cifra de negocio de Samsung España (1.545,3 millones) correspondió a la venta de productos (dispositivos electrónicos y de telecomunicaciones), negocio que cayó un 10,32%; el resto, 11 millones, provino de servicios, fundamentalmente prestados al grupo, que se contrajeron un 5,48%. El 99,8% de las ventas fueron nacionales y, según la compañía, el 90% de su facturación se concentró en 20 clientes (frente a 17 en 2019).

La sociedad pagó 3,8 millones de euros en impuestos sobre sociedades, un 28,3% menos que en el ejercicio anterior, cuando abonó 5,3 millones. El impuesto quedó reducido por deducciones, la mayoría por gastos de I+D+i, que se encuentran pendientes de certificación a la fecha de formulación de las cuentas. Durante el último ejercicio, invirtió 4,9 millones de euros en este área, un 25% menos.

A cierre del ejercicio de 2020, la compañía tenía abiertos a inspección el impuesto sobre sociedades de 2016 a 2019, y el IVA, el IRPF, el impuesto sobre la renta de no residentes y los derechos a la importación de 2017 a 2020.

Samsung también detalla que el impuesto sobre sociedades correspondiente al ejercicio 2011 sigue abierto a inspección ya que aún no hay sentencia firme del recurso presentado ante la Audiencia Nacional. Esta situación, indica la compañía, podría provocarle pasivos adicionales, pero, en caso de producirse, “no afectarán significativamente a las cuentas anuales”, subraya.

La sociedad elevó ligeramente sus gastos de personal en 2020, al pasar de 34,4 millones a 35 millones. La cifra incluye costes de indemnizaciones por despido de 2,5 millones. La filial tuvo durante el pasado año una plantilla media de 342 frente a los 344 del ejercicio previo. A cierre de 2020, tenía 333 empleados, 15 menos que en 2019.

De cara a este año, Samsung España confía en tener una evolución positiva “como consecuencia de las acciones planificadas para incentivar la demanda” de sus productos. El gigante asiático, por ejemplo, lanzó el pasado agosto nuevos móviles plegables con rebaja de precio de hasta el 30% para agrandar este mercado. También ha lanzado su primer reloj inteligente con el sistema operativo que han creado conjuntamente con Google.

La empresa resalta en su memoria que mantiene una ventaja competitiva derivada de pertenecer a un grupo “que tiene la capacidad de poder desarrollar íntegramente los productos que comercializa y no tener, por tanto, que depender de terceros para su manufactura”. Este punto parece importante teniendo en cuenta los problemas de desabastecimiento de chips que hay en el mercado. Y Samsung y TSMC tienen un dominio absoluto en la fabricación de chips de última generación.

 

Multada con 39 millones por fijar precios de televisores en Países Bajos

La Autoridad de Consumidores y Mercados de Países Bajos (ACM) ha impuesto hoy una multa de más de 39 millones de euros Samsung por su influencia entre 2013 y 2018 en la subida de los precios de venta en línea de los televisores de varios minoristas. Según el organismo, la compañía “ejerció una influencia indebida sobre los precios de venta online de los televisores de siete minoristas” y con el pretexto de “asesoramiento de precios” se aseguró de que “elevaran sus precios al precio de mercado preferido por Samsung”, informa Efe.

Esa acción del gigante tecnológico surcoreano “distorsionó la competencia a nivel minorista y condujo a precios más altos para los consumidores”, ha señalado el presidente de la junta de ACM, Martijn Snoep. La investigación sobre este caso arrancó en 2019 tras la denuncia de algunos vendedores de televisores.

Según la misma, la multinacional, que monitoreaba automáticamente los precios de venta en línea de los minoristas a través de los rastreadores web, intentó contrarrestar la bajada de precio de los nuevos modelos coordinando los precios con los minoristas, y “con esto intervino de forma no autorizada directamente en la competencia entre los minoristas” y “protegió sus propios márgenes y los de los minoristas en detrimento del consumidor”.

La ACM ha recordado que, según la ley, cada minorista debe fijar sus propios precios. Y, aunque el seguimiento de precios por parte de los proveedores como Samsung es legal y pueden proporcionar asesoramiento de precios, este “no debe ser vinculante”.

Normas
Entra en El País para participar