Rutas sin apenas giros gracias a Apple Maps.
Rutas sin apenas giros gracias a Apple Maps.

Cómo tomar siempre la ruta con menos giros dentro de la nueva Apple Maps

Si solo te gustan las rectas, esta es tu función.

Si usáis el coche a diario seguro que todas las semanas tenéis que acudir al navegador para crear una ruta hasta el lugar al que necesitáis llegar. Muchas veces no lo hacemos solo por saber el camino, sino por conocer la hora estimada de llegada y calcular, así, lo bien o mal que vamos de tiempo. Aunque Apple Maps ha decidido añadir otra alternativa que es, cuando menos, original.

Se trata de una tercera categoría a los tipos de rutas que es capaz de crear. Lo normal hasta ahora era que al pedirle que nos lleve de un punto a otro nos ofreciera dos alternativas: el trayecto más corto o el más rápido, que no siempre coinciden, pero desde Apple han pensado que sería una gran idea incluir una tercera alternativa: los trayectos con menos giros y, por lo tanto, con más tramos de carretera rectos, sin curvas, glorietas y otros elementos circulares.

Deja de dar rodeos

Para conseguir que Apple Maps nos dé ese tipo de rutas no tenemos que hacer nada, salvo abrir la aplicación y marcarle en primer lugar el destino al que queremos ir. A continuación nos pedirá desde dónde parte ese trayecto y el tipo de vehículo. Una vez seleccionados, la app comenzará a realizar sus cálculos para obtener esas alternativas para, finalmente, mostrarlas todas en pantalla.

Escoge la ruta con menos curvas.
Escoge la ruta con menos curvas.

Como podéis apreciar en las capturas que tenéis justo encima, veremos las opciones de siempre para rutas rápidas, más cortas (casi siempre sin peajes por lo que son más lentas) y, por último, la que menos giros ofrece. Aunque veáis que en este caso coinciden los trayectos rápidos con los de menos giros, a medida que nos vamos metiendo en las ciudades, o poblaciones, comprobaremos que esta función se hace más importante ya que nos evita zonas llenas de glorietas que nos tienen dando vueltas como si fuéramos peonzas.

Es en el cogollo de esos centros urbanos donde Apple Maps se vuelve una alternativa más que interesante si os dan alergia esos caminos sembrados de giros para un lado y para otro y, sobre todo, estáis dispuestos a invertir unos pocos minutos más yendo por otro camino. Algo que se agradece y que, hasta ahora, prácticamente muchas apps de navegación habían obviado. Seguramente porque tampoco era una cosa que estuviéramos pidiendo los conductores a gritos, aunque vista su efectividad, nunca está de más tener alternativas a las que agarrarnos para no llegar mareados al destino.

Normas
Entra en El País para participar