Moody’s rebaja el rating a MásMóvil tras la opa sobre Euskaltel por la alta deuda

Sitúa la perspectiva en estable

Moody’s rebaja el rating a MásMóvil tras la opa sobre Euskaltel por la alta deuda

Moody’s ha rebajado el rating corporativo de MásMóvil a B2 desde B1, y de B1-PD a B2-PD la calificación sobre la probabilidad de default de Lorca Holdco Limite, matriz de la teleco. La perspectiva se ha situado en estable.

La decisión de Moody’s llega tras el inicio del proceso de revisión del rating el pasado 21 de marzo, y una vez que se ha cerrado la compra de Euskaltel por parte de MásMóvil, valorada en 3.500 millones de euros, incluida la deuda, un valor equivalente a un múltiplo de valor de empresa frente a ebitda de 10 veces, antes de sinergias.

La agencia ha confirmado en B1 el rating de la nueva deuda asegurada de Lorca Finco, filial financiera, y el B1 de las nuevas obligaciones aseguradas, emitidas por Lorca Telecom Bondco, división creada para estos movimientos. Moody’s ha asignado Caa1 a las nuevas obligaciones senior, por importe de 500 millones de euros, emitidas por Kaixo Bondco Telecom.

“Hemos rebajado el rating de MásMóvil a B1 a causa de la adquisición de Euskaltel, financiada con deuda, que dará como resultado un pico inicial de apalancamiento por encima de seis veces el ebitda”, señala Carlos Winzer, vicepresidente de Moody’s, quien añade que espera un desapalacamiento gradual hasta cinco veces el ebitda, en 2023. “Estos niveles de apalancamiento están por encima de nuestras expectativas para el rating previo de B1”, dice Winzer.

El experto cree, no obstante, que la adquisición de Euskaltel reforzará el perfil de negocio de MásMóvil, su escala, su posición de mercado y su resiliencia.

Según la agencia, el desapalancamiento estará apoyado en un aumento de los ingresos a un ritmo de un dígito medio en 2022 y 2023, conducidos por un fuerte crecimiento del número de clientes, con el avance en la convergencia y la ampliación de la cobertura de fibra.

Con las sinergias de la integración con Euskaltel y el incremento de la eficiencia de la estructura de costes operativos, apoyada por la migración de clientes a la red de MásMóvil, el margen de Ebitda ajustado, bajo el baremo de Moody’s, mejorará probablemente desde el 39,5% en 2021, a cerca del 42% en 2023.

Moody’s prevé que MásMóvil continúe generando flujo de caja libre negativo en los próximos 12-18 meses a causa del alto capex para alcanzar la cobertura de 28 millones de hogares con fibra en 2022. Los costes de integración también penalizarán a la generación de caja en 2021. La agencia señala que las inversiones se irán reduciendo desde 2022 en adelante, gracias a la generación de flujo de caja libre desde 2023, apoyando el desapalancamiento.

Normas
Entra en El País para participar