Industria farmacéutica

Almirall lleva a Europa un fármaco que puede aportar 250 millones en ingresos

Inicia la comercialización de Klisyri para el tratamiento de la queratosis actínica

Almirall lleva a Europa un fármaco que puede aportar 250 millones en ingresos

Almirall ha comenzado la distribución de su medicamento Klisyri (tirbanibulina) en Europa, un hecho que la compañía tenía programado para el segundo semestre de este año. La comercialización ha comenzado en Alemania y Reino Unido, según informó este lunes el laboratorio catalán. Este medicamento para el tratamiento tópico en adultos de la queratosis actínica puede aportar unos peak sales (pico máximo de ventas) de 250 millones de euros al año, según la publicación especializada Fierce Biotech.

El lanzamiento se produce tras la aprobación del fármaco por parte de la Agencia Europa del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) en julio y de su homóloga británica en agosto. "Representa un importante avance en el tratamiento de la queratosis actínica gracias a su corto protocolo de tratamiento farmacológico -una aplicación al día durante 5 días-, a su eficacia probada y a su perfil de seguridad, con una tolerabilidad local muy aceptable", según un comunicado del laboratorio cotizado en el Ibex 35.

En una presentación del pasado año, el laboratorio controlado por la familia Gallardo cifraba en 1.000 millones los ingresos en peak sales de los nuevos fármacos y los más avanzados en la cartera de I+D. La facturación de la firma el pasado año fue de 814,5 millones.

Gianfranco Nazzi, consejero delegado de Almirall apunta que la compañía aporta un medicamento nuevo con el potencial de ayudar a millones de pacientes con esta patología en toda Europa.

En febrero, Almirall comenzó la comercialización de este medicamento en Estados Unidos y actualmente trabaja en su lanzamiento en el resto del mercado europeo. Además, Almirall presentó una solicitud de autorización de comercialización para este producto en Suiza en diciembre de 2020 y el expediente está en revisión por parte de Swissmedic.

Esta patología es una afección habitual de la piel causada por el daño solar. Se produce sobre todo en las zonas de mayor exposición a la radiación ultravioleta. Su incidencia ha aumentado en los últimos años hasta convertirse en una de las enfermedades que diagnostican con más frecuencia los dermatólogos en Europa. Se calcula que su prevalencia en la población de este continente se sitúa alrededor del 18%, según la empresa.

Próximos medicamentos

La empresa giró en los últimos años en su estrategia para convertirse en una firma especializada en dermatología, después de vender su negocio de respiratorio a AstraZeneca. Entre sus medicamentos con más futuro y de próxima comercialización se encuentran lebrikizumab para la dermatitis atópica; Wynzora frente a la psoriasis, o el recientemente distribuido Ilumetri, que ya otorgó 36,5 millones en ventas hasta junio.

Normas
Entra en El País para participar