Distribución

Los súper regionales dan su gran salto con un negocio de más de 21.000 millones

Los 14 principales grupos baten récords a raíz de la pandemia

Los súper regionales dan su gran salto con un negocio de más de 21.000 millones pulsa en la foto

La distribución alimentaria ha sido de los pocos sectores que han salido reforzados de la pandemia. En primer lugar, por una cuestión lógica: durante varios meses de 2020 fueron de los pocos comercios en poder abrir sus puertas y prestar un servicio que, más que nunca, resultó básico. Y en segundo, porque han sabido adaptarse a una situación de dificultad y crear un lazo de confianza con los consumidores. En ese contexto, una tipología de comercio ha salido espoleada: las cadenas regionales de supermercados.

Las 14 principales sumaron una cifra de negocios conjunta de casi 21.400 millones de euros en 2020, según los datos recopilados por este periódico a partir de las memorias financieras y de los informes de actividad que han publicado en los últimos meses. Son Eroski, Consum, Bon Área, Ahorramas, Bon Preu, Gadisa, Hiperdino, GM Food, Uvesco, Condis, Froiz, Alimerka, Lupa y Covirán.

Una cifra que supone un incremento del 7,6% respecto a 2019, un porcentaje significativo teniendo en cuenta el ritmo de los dos años anteriores, en el entorno del 3% y del 4%. Porque el crecimiento de estas cadenas es constante desde que terminó la crisis financiera, y la pandemia no ha hecho otra cosa que acelerarlo.

Esos 21.371 millones son casi un 20% más de lo que esas mismas empresas facturaban en 2016, teniendo en cuenta que entonces Eroski no había iniciado su repliegue geográfico y que sus ingresos superaban los 5.000 millones. Según Kantar, la cuota agregada de todos estos operadores fue del 19,1% al cierre de 2020, solo por detrás de Mercadona. Su imagen de proximidad y su gran apuesta por los productos frescos, que permite hacer una compra completa en una sola visita, son sus puntos fuertes y estos sobresalieron en la pandemia

Hablar de estas cadenas regionales significa hacerlo de empresas referentes en sus Comunidades Autónomas. De las 14 empresas analizadas, ocho superan los 1.000 millones de facturación y una, Uvesco, dueña de BM Supermercados, los roza. Además, 12 ya exceden los 700 millones, cuando hace cinco años lo hacían ocho. Lupa, la cadena cántabra, y la andaluza Covirán están por debajo de esa barrera, pero ambas también crecieron con fuerza. La primera, un 15,3% respecto a 2019 hasta los 677 millones, una cifra récord; y la segunda un 10% hasta 601 millones, superando por primera vez esa barrera. Esta cifra tiene en cuenta los locales que Covirán gestiona de forma directa y que aparece en su cuenta de resultados consolidada, y no la suma de los negocios asociados a la cooperativa.

Por otra parte, la mitad de estas 14 empresas registraron crecimientos a doble dígito durante el año pasado: la que más, la propia Uvesco, con un salto del 25%, pasando de 798,7 millones a 997,7. Esta, que concentraba sus operaciones en País Vasco, Cantabria y Navarra con BM Supermercados y Super Amara, ha dado el salto en los últimos tres años a la Comunidad de Madrid donde ya cuenta con una veintena de supermercados y tiene previsto llegar a 50 en 2027.

Por cadenas

También crecieron con fuerza la catalana Condis, un 14%, aunque este año ha decidido replegarse y salir de Madrid, vendiéndole a la propia BM parte de los establecimientos que tenía en la región; o la gallega Froiz, un 11% llegando a 763 millones. La asturiana Alimerka también mejoró un 10% y, como el resto, alcanzó un récord de 706 millones. La gallega Gadisa rozó el doble dígito: creció un 9,8% para ingresar 1.216 millones.

La única que vio mermada su cifra de negocios el año pasado fue la catalana GM Food, la antigua Miquel Alimentació. Esta acusó su exposición al negocio hostelero y retrocedió un 11% hasta 1.030 millones, su cifra más baja en cinco años. Esta ha sido protagonista en los últimos meses por su venta a la suiza Coop por 230 millones, tras cinco años bajo la propiedad del grupo chino Bright Food. La canaria Hiperdino fue la que menos creció un 1,4% pero también logró un récord de 1.063 millones.

Si el análisis se centra en el podio de los súper regionales, la primera posición la ocupa Eroski, que registró una facturación consolidada de 4.807 millones, un 5% más, su primer crecimiento en varios años. Esta ha centrado su operativa en País Vasco y en Cataluña y Baleares, a través de Caprabo, aunque de esta acaba de traspasar el 50% del negocio al empresario checo Daniel Kretinsky
La segunda posición es para la valenciana Consum, que creció más de un 13% hasta los 3.325 millones. La cooperativa sigue creciendo pese a competir en la casa de Mercadona. Entre 2016 y 2020 su crecimiento ha sido del 42%, un nivel que solo ha superado la catalana Bon Preu, con un alza del 51% en ese periodo. Otra catalana, Bon Área, es la que completa el podio, con 1.993 millones, un 3% más. Hay que tener en cuenta que esta también actúa en el negocio alimentario y de estaciones de servicio, aunque la distribución alimentaria es su principal generadora de ingresos.

Le sigue Ahorramas, la cadena madrileña que creció un 8,3% hasta 1.672 millones, solo 47 más que Bon Preu, quinta en el ránking.

7.000 empleos más y adaptados al online

Trabajo. Las 14 empresas analizaban sumaban al cierre de 2020 un total de 131.191 empleados, casi 7.000 más que un año antes. Las que más, Eroski con casi 30.000 y Consum con más de 17.000. Las 15.560 de Covirán sí incluyen todos los locales asociados a la cooperativa. La que más creció fue la cántabra Lupa, un 34% hasta 4.700 personas.

Online. De estas, solo tres no prestan servicio de venta online: Ahorramas, GM Food y Covirán. La primera empezará a ofrecerla en la primera mitad de 2022, como avanzó este diario. El resto ya se han adaptado a un servicio cada vez más demandado por los consumidores.

Normas
Entra en El País para participar