Pedro Mesquita: “Apostamos por la medicina regenerativa en dermatología”

La multinacional japonesa desarrolla tejidos artificiales para el tratamiento de quemaduras

Refuerza su negocio sanitario con la compra de Hitachi Medical Diagnostics, ahora denominada Fujifilm Healthcare

Pedro Mesquita, director general de Fujifilm para España y Portugal, en las oficinas de la compañía en Barcelona.
Pedro Mesquita, director general de Fujifilm para España y Portugal, en las oficinas de la compañía en Barcelona.

La multinacional japonesa Fujifilm refuerza su apuesta por el área de la salud con la compra este verano de Hitachi Medical Diagnostics por 1.300 millones de euros, que desde julio se convierte en Fujifilm Healthcare. Un movimiento que forma parte de su estrategia de crecimiento orgánico, para lo cual invertirá 10.500 millones de dólares (unos 8.900 millones de euros) en los próximos cinco años, y que apuntala su división de imagen diagnóstica, cuenta por teléfono desde Barcelona Pedro Mesquita (Oporto, 1968), director general de la compañía en España y Portugal, radiólogo de profesión, con casi 30 años en el grupo.

La empresa ha decidido potenciar su división de salud, ¿en qué consiste esta nueva estrategia?

No es nueva. Desde que la digitalización impactó a nuestro negocio de fotografía en 2000-2001, cuando tuvimos una quiebra muy significativa por la bajada de la demanda, la compañía empezó a diversificarse, con un foco muy grande en salud, específicamente en prevención, diagnóstico y tratamiento para convertirnos en una compañía global en sanidad. Uno de los primeros productos, en 1934, fue la placa de rayos X.

¿Qué supone la adquisición de Hitachi Medical Diagnostics?

Es parte de nuestra estrategia de crecimiento orgánico y ayudará a reforzar la unidad de diagnósticos. Desde julio, todas las compañías de Hitachi Medical Diagnostics se llaman Fujifilm Healthcare.

Se enfoca en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento, ¿puede abundar en cada área?

En prevención, participamos en la fabricación de cinco vacunas contra el Covid a través de Fujifilm Dio­synth Biotechnologies y conjuntamente con la industria farmacéutica global. Por ejemplo, las dosis de Novavax [basada en proteínas de nanopartículas recombinantes] son producidas por esta filial para EE UU e Inglaterra. En el área biofarmacéutica hacemos desde una molécula pura, desarrollamos medicamentos, pasando por los ensayos clínicos, hasta su producción. En diagnósticos nos centramos en los cuidados primarios de la salud, que es el futuro y clave para que el paciente no tenga que ir al hospital. El Covid nos enseñó que cuanto menos tiempo estuviéramos en el hospital, mejor. Apostamos mucho por sistemas de movilidad diagnóstica al estar más tiempo en casa.

Prevemos invertir unos 8.900 millones en los próximos cinco años como parte de nuestra estrategia de crecimiento orgánico

¿Y en tratamientos?

Nuestra compañía Toyama Chemical está muy enfocada en virus, como el de la gripe. Contamos con una serie de medicamentos para tratar enfermedades víricas. Tenemos un producto que fue incluido para tratar el ébola y también trabajamos en el alzhéimer. Son áreas con un recorrido muy grande, donde la industria farmacéutica aún no ha llegado y en las que creemos que podemos aportar valor a la sociedad.

En estas patologías, ¿cuenta con medicamentos en el mercado?

Lo más visible en Europa es Avigan [favipiravir], aprobado en Japón [para el tratamiento de la gripe], en ensayos clínicos en EE UU, y que ahora se usa contra el Covid.

Tenemos un acuerdo con Novavax para la producción de su vacuna contra el Covid para EE UU e Inglaterra [y que fabrica el grupo español Zendal para Europa]

¿Puede detallar la alianza con Novavax y otras firmas para fabricar la vacuna frente al Covid?

Tenemos acuerdos globales con cinco compañías farmacéuticas a través de Fujifilm Diosynth. En el caso de Novavax, el convenio es completo, de producción y envasado final de su vacuna para EE UU e Inglaterra. Tenemos tres plantas, en Texas, Reino Unido y Dinamarca, que trabajan en ello, y colaboramos con otras en áreas específicas, pero no podemos dar los nombres por acuerdos de confidencialidad.

¿Cuántas dosis van a producir y cuándo saldrán al mercado?

Tenemos millones de dosis listas de Novavax, pero aún no tenemos una fecha concreta [En EE UU, su solicitud de autorización se ha retrasado hasta el cuarto trimestre y en Europa, cuya fabricación está a cargo del grupo español Zendal, se espera en otoño].

¿Cuánto invertirá la firma para impulsar su división de salud?

En los próximos cinco años invertiremos 10.500 millones de dólares (unos 8.900 millones de euros). Puede ser en adquisiciones, plantas, recursos humanos o tecnología. Dedicamos a I+D cerca del 7% de los 22.000 millones de dólares (unos 18.700 millones de euros) de facturación global, 100 millones de euros y 220 empleados en Iberia.

Esperamos crecer a dos dígitos en 2023 en Iberia

¿Cuál es la previsión de crecimiento?

En 2023 esperamos crecer en Iberia a dos dígitos y prevemos que la parte de salud represente cerca del 45% de la facturación total.

¿Contempla otras compras?

Sí, estamos evaluando otras empresas, incluso en Europa hay compañías target que analizamos en las tres áreas mencionadas.

Cite sus tecnologías punteras.

Tocamos prácticamente todas las tecnologías: tomosíntesis, ultrasonidos, rayos X, resonancia magnética, mamografías, endoscopias... Pero lo que buscamos es dotarlas de un nivel superior de eficacia, gracias a la inteligencia artificial, los algoritmos y los sistemas de medical IT [sistemas informáticos médicos] para mejorar la calidad de las imágenes y que los profesionales puedan tener un diagnóstico más preciso y mejorar los flujos de entrada y salida de los pacientes.

Pedro Mesquita: “Apostamos por la medicina regenerativa en dermatología”

¿Puede mencionar los hospitales con los que trabaja?

No creo que sea adecuado nombrar a un cliente u otro, todos son importantes, pero en España trabajamos con hospitales públicos (San Juan de Dios, Ramón y Cajal, 12 de Octubre o Vall d’Hebron) y privados. En Castilla-La Mancha, por ejemplo, estamos desarrollando un gran proyecto de medical IT.

¿Cómo ha afectado la pandemia?

En el total de la compañía, las ventas cayeron un 10% por el bajón en fotografía debido al cierre del comercio tradicional. El negocio online y el de salud, en cambio, crecieron mucho. Nuestros equipos de rayos X y portátiles fueron utilizados en la primera línea Covid.

¿Cuáles son los retos?

Como dije, hay que mejorar los cuidados primarios de salud. La salud en casa, el own care, cada vez gana más importancia. La obsolescencia de los equipos. Y la combinación de sanidad pública y privada.

¿Qué novedades veremos en el futuro?

Estamos apostando mucho por la medicina regenerativa: cómo podemos desarrollar células artificiales para constituir tejidos, cartílagos, que regeneren la epidermis de manera artificial, sobre todo en caso de quemaduras graves y no tan graves. Tenemos productos en Japón y EE UU en dermatología y cuyo lanzamiento se está planteando en Europa.

Normas
Entra en El País para participar