Inditex paga 8,7 millones en indemnizaciones tras las salidas de Antonio Abril y Ramón Reñón

Ambos tuvieron trayectorias de cerca de 30 años en el grupo

Inditex paga 8,7 millones en indemnizaciones tras las salidas de Antonio Abril y Ramón Reñón

Inditex disparó su gasto en indemnizaciones a la alta dirección del grupo a los 8,7 millones de euros al cierre del primer semestre del ejercicio. Así consta en el informe financiero intermedio que la compañía depositó este viernes el grupo textil en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una cifra que contrasta con la ausencia de este tipo de gasto desde el ejercicio 2013.
El motivo de ese coste no es otro que la salida de dos directivos históricos en la compañía, y que han puesto punto y final a su trayectoria en Inditex en la primera mitad de este año. Se trata de Antonio Abril y Ramón Reñón, que durante décadas estuvieron vinculados al grupo textil.

El primero de ellos anunció su salida de la empresa a finales de abril. Esta la comunicó a la CNMV, agradeciendo “su decisiva contribución a la solidez del gobierno corporativo y de la reputación e imagen de la compañía”. Entonces, Abril ocupaba el puesto de secretario general y secretario del consejo de administración, con estatus de alto directivo. Estuvo vinculado al grupo durante 32 años.

Un tiempo parecido al que estuvo otro histórico, Ramón Reñón. Su salida se conoció el 9 de junio pasado, a la par que los resultados del primer trimestre del grupo. Inditex argumentó su marcha a la CNMV al considerar Reñón que había “culminado su etapa profesional”.

Reñón estuvo en la primera línea directiva del grupo durante 29 años. Llegó a Inditex en 1992 como responsable de las áreas de expansión e inmobiliario, para convertirse en 2008 en director general adjunto a Pablo Isla, primero en la etapa de este como consejero delegado y después como presidente. Un puesto que ocupó hasta su marcha.

Inditex llegó a dejar constancia en el acta del consejo en el que anunció su marcha el reconocimiento a su “dedicación e inestimable labor desempeñada en el grupo durante casi 30 años como director general de expansión y como director general adjunto al presidente”. Además, Reñón era considerado uno de las figuras de máxima confianza del fundador del grupo, Amancio Ortega.

Según explican fuentes conocedoras de ambas salidas, las indemnizaciones de estas cuantías son habituales en grandes empresas y con determinadas figuras que se han mantenido durante un largo periodo en las mismas a modo de agradecimiento por los servicios prestados.

La alta dirección sube a 22 personas

Pese a la salida de Antonio Abril y Ramón Reñón, el número de altos directivos en Inditex no se redujo al cierre del primer semestre. En concreto, como revela su informe semestral, contaba con 22 personas bajo esta consideración por las 21 de un año antes. Entre ellos devengaron una retribución de 9,9 millones de euros, un 4% más. Por su parte, el sueldo de los consejeros se mantuvo en el mismo nivel que hace un año, en 3,6 millones.

Normas
Entra en El País para participar