Contrato

ACS y Acciona se adjudican obras para el nuevo aeropuerto australiano por 164 millones

Supondrá para su la australiana CIMIC 164 millones de euros

Fachada de la sede central de ACS en Madrid.
Fachada de la sede central de ACS en Madrid.

ACS, en consorcio con Acciona, ha ganado un contrato para construir la zona de operaciones del Aeropuerto Internacional de Western Sydney (Nancy-Bird Walton) y llevar a cabo trabajos de pavimentación, lo que supondrá para su filial australiana CIMIC 164 millones de euros (265 millones de dólares australianos).

CIMIC llevará a cabo los trabajos mediante su participada CPB Contractors, según ha señalado en un comunicado.

Este es el tercer proyecto adjudicado por Western Sydney Airport a la empresa conjunta después de ser seleccionada para llevar a cabo trabajos de movimiento de tierras.

El alcance de las obras incluye la pavimentación de la pistas y calles de rodaje, la plataforma de aislamiento de aeronaves, carreteras laterales, paisajismo, el sistema de iluminación aeronáutica, los edificios asociados de la subestación eléctrica, así como otros sistemas especializados.

La construcción tardará dos años y se espera que el aeropuerto de Western Sydney abra en 2026.

El aeródromo, actualmente en construcción dentro del suburbio de Badgerys Creek, se prevé que tenga operaciones las 24 horas del día y que complemente al aeropuerto Kingsford Smith, que ha alcanzado su capacidad debido a los límites de vuelo legislados.

Según ha señalado el presidente ejecutivo y director ejecutivo de CIMIC Group, Juan Santamaría, el nuevo Aeropuerto Internacional de Sydney se convertirá en un catalizador para la creación de empleo y el crecimiento en toda la región durante las próximas décadas.

Por su parte, el director gerente de CPB Contractors, Jason Spears, ha apuntado que el nuevo aeropuerto será utilizado por millones de pasajeros y que la empresa maximizará la formación y el empleo para la población local y la economía de la región.

Normas
Entra en El País para participar