Laboral

Unidas Podemos presenta una proposición en el Congreso para acabar con las mutualidades

 Hospital de La Línea.rn
Hospital de La Línea. Europa Press

El grupo parlamentario Unidas Podemos en el Congreso ha presentado una Proposición no de ley para su debate en la Comisión de Sanidad y Consumo que pretende integrar a los nuevos mutualistas en la sanidad pública, de manera que se fuera acabando con el sistema actual de mutualidades (Muface, Mugeju e Isfas) para funcionarios. "La defensa de un modelo de sanidad pública y universal resulta incompatible con reservar una atención diferenciada a dos millones de personas", recoge Unidas Podemos en su propuesta. 

"El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a llevar a cabo las acciones necesarias para avanzar en la cohesión, equidad, la organización unificada y gestión pública directa del sistema sanitario atendiendo al interés general", arranca la propuesta. En particular "para que las nuevas incorporaciones hasta hoy protegidas por el mutulialismo administrativo se incluyan en el régimen general del Sistema Nacional de Salud, respetando, si los hubiere, derechos adquiridos".

Según la proposición, el mutualismo administrativo consiste en "emplear proveedores privados con financiación pública para la cobertura sanitaria". La mayor de las mutualidades, Muface, dependiente del ministerio de Política Territorial, atiende a 1.473.641 personas (984.867 titulares y el resto beneficiarios). Muface suscribe conciertos con entidades aseguradoras (Segurcaixa Adeslas, DKV e Igualatorio de Cantabria) que a su vez llegan a acuerdos con otros proveedores (Quironsalud, Vithas...). Similar es el funcionamiento de Isfas, que atiende a 592.106 personas, y Mugeju que cubre a 91.714 personas. 

Unidas Podemos señala que Muface ha aprobado un plan para el periodo 2021-2023 que "no hace incidencia en la universalización, ni propone medidas para ampliar la atención pública de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado". Por tanto, continúa, "es necesario que los referidos colectivos se incorporen al sistema sanitario público". 

Tras  la presentación de una Proposición No de Ley del grupo Unidas Podemos ante el Congreso, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad constituida por las principales empresas sanitarias y asociaciones privadas de España, manifestó su "rechazo a esta propuesta". Idis considera que, de salir adelante, "sería el inicio del fin de un modelo bien consolidado". Pide, asimismo "reconocer, una vez más, los beneficios del sistema de mutualismo administrativo" en cuanto a la "reducción de costes para el sistema, generación de empleo y mejora de la accesibilidad al sistema sanitario".

Este instituto ha hecho público un informe en el que recoge que los beneficiarios acceden a las prestaciones a través de su mutualidad ahorra al sistema público entre 720 y 800 millones de euros al año. La prima media, añade," es muy inferior al gasto sanitario público per cápita, en concreto 451 euros menos".

Además, Idis señala qque el coste final de la atención a los mutualistas para el Estado ante una hipotética desaparición del modelo de mutualidades sería de entre 2.950 a 3.030 millones de euros (frente a los 2.230 actuales), sin tener en cuenta las inversiones que sería necesario llevar a cabo para poder dar asistencia a los cerca de 1,8 millones de asegurados mutualistas.

Además, la inexistencia de mutualistas en determinadas zonas "motivaría la disminución drástica del número de asegurados y ello repercutiría en la red asistencial", lo que abocaría al cierre a una treintena de centros asistenciales privados.

Normas
Entra en El País para participar