Santander coloca 1.000 millones en cocos al 3,625%

La demanda supera los 3.000 millones

La presidenta del Grupo Santander, Ana Botín.
La presidenta del Grupo Santander, Ana Botín. Efe

Santander vuelve a apelar al mercado para obtener recursos a precios atractivos. Después de haber captado la semana pasada 2.020 millones en deuda a seis y siete años, hoy probó suerte con una emisión de bonos contingentes convertibles (cocos en la jerga) con la que levantó 1.000 millones. En lo que va de septiembre, un mes tradicionalmente activo en el mercado de capitales y que este año tiene como protagonista al sector financiero, la entidad que preside Ana Botín ha vendido bonos por valor más 3.000 millones de euros.

Los cocos son un tipo de deuda perpetua con opción de amortización anticipada destinados a reforzar el capital de acuerdo con los requerimientos regulatorios. En el caso de la referencia emitida, los inversores tendrán la opción de amortizarlos en septiembre de 2029. El aumento de papel en circulación no restó brillo a la operación y la mejor prueba de ello fue la acogida que tuvo entre los inversores. El interés despertado por los cocos de Santander se reflejó en la demanda. En la apertura de los libros las órdenes de compra superaban los 2.000 millones, importe que fue aumentando a medida que avanzaba la jornada hasta cerrar en los 2.750 millones. Esto contribuyó a recortar el precio. Los bonos que partían con un cupón del 4% finalmente pagarán el 3,625% trimestral, lo mismo que el logrado por CaixaBank en su última emisión de cocos. Es decir, este precio se reafirma como el tipo más bajo logrado por una entidad española en esta clase de deuda. No obstante, como señalan fuentes del mercado, aunque el cupón es el mismo, en el caso de Santander resulta algo más llamativo porque el plazo para la amortización anticipada es de ocho años frente a los siete y medio de la referencia emitida por CaixaBank. El cupón de Santander se revisará cada cinco años, aplicando un margen de 376 puntos básicos sobre el midswap (tipos de interés libre de riesgos) a ese plazo.

Los cocos vendidos este miércoles no son los únicos que ha colocado Santander en 2021. En mayo la entidad emitió en dólares y en euros. Para la referencia en euros (750 millones) el cupón fue del 4,125%. Barclays, BNP Paribas, Citi, Deustche Bank, HSBC, Santander y Unicredit fueron los bancos colocadores encargados de llevar a buen puerto la operación.

Además de la emisión de hoy, en septiembre Santander ha colocado 1.500 millones de dólares (unos 1.270 millones de euros) en bonos con vencimiento en septiembre de 2027 y un cupón del 1,72%. Por su parte, la filial británica vendió otros 750 millones de euros en deuda senior non preferred a siete años al 0,6%.

Aunque la entidad que preside Ana Botín está siendo uno de los emisores más activos en lo que va de mes, la oferta de papel es una corriente que impera en el conjunto del sector financiero español, que no ha dudado en aprovechar para exprimir los bajos precios que existe en el mercado antes de que el BCE empiece a endurecer la política monetaria. Junto a Santander, en las últimas semanas BBVA, CaixaBank, Cajamar y Abanca han adjudicado 2.750 millones en varias emisiones.

Normas
Entra en El País para participar