El grupo chileno Falabella abre a las pymes españolas el negocio online latinoamericano

Su ‘marketplace’, la base para llegar a consumidores de siete países

Más de 200 empresas se han mostrado ya interesadas

Un trabajador en el centro de distribución que la compañía tiene en la zona sur de Santiago, la capital de Chile, en concreto, en la comuna de San Bernardo.
Un trabajador en el centro de distribución que la compañía tiene en la zona sur de Santiago, la capital de Chile, en concreto, en la comuna de San Bernardo.

Las pymes españolas han puesto sus ojos en Latinoamérica para crecer y vender sus productos. Es un mercado con más de 400 millones de clientes, con un mismo idioma y donde son valorados por su calidad los artículos de España. Tiene también importantes barreras, como son la distancia, la inestabilidad política y un menor desarrollo económico.

El impulso que la pandemia ha dado también en Latinoamérica a la venta online ha convertido este canal en protagonista. Su crecimiento ha sido especialmente intenso en Chile, donde subió un 55% en 2020 y se espera que supere el 20% este año, según la Cámara de Comercio de Santiago.

Este país suma otro aspecto que lo convierte en un buen candidato para ser punta de lanza para entrar a este mercado. “Además de factores como la estabilidad institucional y jurídica y la simplicidad para establecer una sociedad y ponerla en marcha, Chile será el único país latinoamericano que recuperará la renta per cápita precrisis este año”, destaca Raúl Alcázar, CEO de MSH Global, una consultora especializada en la región.

Cifras

28% se espera que crezca el comercio electrónico en Chile en 2021, con una penetración del 47% sobre el total de la población, según el Icex. La pandemia de coronavirus ha impulsado de forma importante este incremento.

9.000 millones de dólares (unos 7.585 millones de euros) es el volumen de negocio que se estima moverá el comercio electrónico en este país este año en las ventas de las empresas a los consumidores.

180 millones de visitas mensuales tiene el marketplace de Falabella. En su nueva plataforma se pueden encontrar más de ocho millones de productos.

Cierra el círculo el grupo chileno Falabella, líder en venta minorista y con presencia en siete países de la zona. El pasado 24 de agosto puso en marcha su nueva plataforma de comercio electrónico, Falabella.com, donde unifica toda su oferta y la abre a las pymes españolas.

“Estamos llevando a cabo acciones de promoción en diversos países, entre ellos España, que buscan la incorporación de vendedores internacionales a la plataforma”, declara Willem F. Schol, director comercial del International Marketplace de Falabella.com. Schol hace referencia al webinario que, en colaboración con Icex, España Exportación e Inversiones, se celebró el pasado mes de mayo y en el que participaron más de 200 empresas de nuestro país.

“El comercio electrónico en Chile tiene un enorme potencial de crecimiento”, sostiene Victoria Vera, directora de comercio electrónico y oportunidades de negocio de Icex. “Nos parecía interesante la nueva plataforma integral que han lanzado para las empresas españolas que quieran acceder al mercado chileno a través de canales digitales”, añade.

Oportunidad

“Falabella representa una gran oportunidad para los fabricantes españoles que quieran entrar de una manera sencilla en un mercado emergente”, afirma Ibán Moreno, gerente de Simonrack, una pyme radicada en Zaragoza que fabrica estanterías metálicas y que participó en el webinario.

El presidente del Club de Exportación de la Asociación de Fabricantes de Bricolaje y Ferretería (AFEB), Jesús Poza, dice que esta “es una vía más rápida y efectiva para estar presente en el mercado de Latinoamérica”.

Poza menciona dos elementos a tener en cuenta a la hora de plantearse esta actividad. El primero tiene que ver con el tipo de producto a vender. “Hay que pensar en artículos que destaquen por su diseño. También en accesorios para la casa que no haya allí y que se puedan desmontar y transportar fácilmente”. La logística y la lejanía es el segundo aspecto. “Es uno de los puntos débiles”. Aconseja estar en Chile con delegación y almacén.

Una imagen de la web de Falabella.
Una imagen de la web de Falabella.

Es el camino que ha elegido La Pajarita, una pyme de Valencia que elabora pinturas de uso decorativo y creativo. Montaron la delegación en Chile en 2018. Desde entonces están en Falabella y desde hace unas semanas en su nuevo marketplace. “Recibimos un contenedor al mes desde España. Los pedidos los recoge Falabella los jueves y los lleva a su centro de distribución. Estamos facturando unos 4.500 euros mensuales”, cuenta Alejandro Romero, responsable de la delegación en Santiago.

De momento, estas ventas representan solo el 3% de la facturación de La Pajarita, pero el objetivo es seguir creciendo. “En 2022 pretendemos dar el salto a otros países como Perú, Colombia y México”, asegura Álvaro Grollo, CEO de la compañía. Seguirán contando con Falabella. “Nos han dado una potente visibilidad en poco tiempo. Han sido determinantes”, confiesa.

Otros como la librería Agapea seguirán vendiendo desde España, en concreto, desde Málaga. Presentes en Falabella desde hace dos años, están interesados en “poder optimizar y potenciar las ventas en este canal en colaboración con ellos para conseguir mejoras que ayuden a tener más visibilidad de nuestro catálogo dentro de la plataforma”, explica Pilar Fernández, responsable de desarrollo de negocio y marketing digital de la firma.

El Corte Inglés de Latinoamérica

Origen. Para explicar qué es el grupo chileno Falabella se le suele comparar con El Corte Inglés. De hecho, ambos tienen el mismo origen. Surgieron de una sastrería fundada en el siglo XIX.

Desarrollo. Luego fue creciendo como su espejo en España. Se convirtió en un gran almacén. Más tarde diversificó sus productos y es ahora un holding con diferentes empresas, como Sodimac, bricolaje y artículos para el hogar; Tottus para los supermercados; Mallplaza para centros comerciales, y un banco.

Expansión. En los últimos años el grupo ha dado el salto desde Chile a otros países de la zona. Ahora posee 503 tiendas en Perú, Colombia, México, Argentina Brasil y Uruguay.

Internet. El último paso lo dio el pasado 24 de agosto con la creación de su nueva plataforma de venta online.

Normas
Entra en El País para participar