Inmobiliarias

Moody's hunde aún más en terreno de bono basura el rating del gigante chino Evergrande

El valor de los bonos de la inmobiliaria se derrumba hoy el 20% y crece el temor a una suspensión de pago

Sede de Evergrande, en la ciudad de Shenzhen
Sede de Evergrande, en la ciudad de Shenzhen GettyImages

Las alarmas sobre el gigante chino Evergrande, la mayor promotora inmobiliaria del país, han vuelto a sonar hoy con fuerza. La agencia de calificación financiara Moody’s ha rebajado el rating de la firma a Ca desde Caa1, aún más en territorio de bono basura, lo que acentúa la inquietud sobre los problemas de liquidez de la promotora, que ya reconoció la semana pasada sus dificultades para hacer frente a sus pagos.

Moody’s argumenta su decisión en “las débiles perspectivas de recuperación de la deuda para los acreedores de Evergrande si hay una suspensión de pagos”. Su decisión ha provocado una caída en Bolsa de las acciones de la inmobiliaria del 8,5%, hasta el nivel más bajo desde 2015 y ha minado aún más el valor de sus bonos. Hoy se han depreciado el 20%, un derrumbe que se suma al 35% de ayer.

Evergrande es una de las compañías más endeudadas del mundo, con un volumen de deuda que ronda los 300.000 millones de dólares. La compañía anunció la semana pasada un plan de desinversiones con el que aspira a hacer frente a sus dificultades de liquidez pero la magnitud de su deuda ha avivado el temor a una sacudida en el conjunto del sistema financiero chino, ante la posibilidad de su quiebra. La firma estadounidense Goldman Sachs ha anunciado hoy también su recomendación de venta de los títulos de la compañía.

Citigroup y Credit Suisse han decidido hoy dejar de aceptar como colateral los bonos de otro grupo inmobiliario chino, Fantasia Holdings, lo que refleja la creciente inquietud la salud financiera de este tipo de compañías del gigante asiático. Ambos bancos han decidido dar un valor de cero a los bonos de Fantasia.

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar