Banca

El ERE de Banco Sabadell supondrá la reconfiguración del 31% de su red en España

Cerrará 215 oficinas en octubre, tras haber clausurado ya en julio 105 sucursales, y llevará a cabo la conversión de 176 en cajas avanzadas

César González-Bueno, CEO de Banco Sabadell
César González-Bueno, CEO de Banco Sabadell

Banco Sabadell anunció ayer su intención de cerrar 496 oficinas, aunque matizó que 176 de ellas no serán clausuras completas, sino que será la conversión de estas sucursales en cajas avanzadas, donde continuarían funcionando los cajeros y servicios básicos, pero que solo se abrirían en ciertos días, explican fuentes de la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del banco.

El banco, que pretende llevar a cabo un ERE que afectará a 1.936 empleados, el 12,5% de la plantilla en España, ya ha cerrado 105 locales en julio y llevado a cabo 27 conversiones, por lo que se cerrarían 215 en los próximos meses, octubre, sobre todo, y se reconfigurarían 149. La reconfiguración de la red afectaría, de este modo, a casi un 31% de la red de oficinas de Sabadell en España, compuesta por 1.588, según el informe del primer semestre de 2021.

Alicante, con unos 50 cierres, Barcelona, con 100, Murcia con 60, Asturias con unas 30 sucursales menos, o Valencia, con 20 cierres, son las zonas más afectadas por este plan de ajuste. En Madrid, con 144 sucursales cerrarán unas 40. El plan de ajuste afectaría, sobre todo, a la red de oficinas y de servicing de la entidad, al concentrar el 85% del total de las salidas propuestas, aunque está por cerrar los números. Pero de momento, el objetivo es que 1.639 empleados salgan de las oficinas, mientras que otras 35 personas saldrían de las direcciones territoriales y 262 más de servicios corporativos.

Sabadell ha explicado que este procedimiento busca mejorar la rentabilidad, contemplada en su plan estratégico de 2021-2023. El reto es reducir los costes en 100 millones de euros. La entidad justifica la aplicación del ERE en las caídas del margen y de la rentabilidad sobre fondos propios (ROE), que a cierre de junio era del 3%. Los cierres se concretan en la caída de la actividad en las oficinas (un 68,7% en las principales operaciones realizadas en la red respecto a 2017) y el incremento del uso del entorno digital por parte de los clientes (el volumen de clientes online es un 19,2% superior a 2017).

CC.OO ha rechazado “todas las explicaciones dadas” por el banco y afirma que debe estudiar el avance del informe entregado ayer con las razones técnicas del ajuste para contrastar la información y realizar “contrapropuestas”. UGT denuncia que este ERE sea “la moneda de cambio” con que la entidad paga a unos trabajadores que “han sido esenciales durante la pandemia”.

Normas
Entra en El País para participar