¿Cómo serán los Apple Watch de 2022?
¿Cómo serán los Apple Watch de 2022?

Estos son los sensores de salud que no llegarán a los Apple Watch Series 7 de este año

Apple se guarda todos los cambios para 2022.

En apenas 11 días tendremos una nueva keynote de Apple para presentarnos los nuevos iPhone y, muy seguramente, también los Apple Watch Series 7. Una generación que no será de paso ya que aspira a marcar un punto de inflexión en la gama al cambiar por tercera vez el diseño de estos relojes inteligentes. Ahora bien, ¿estos dispositivos llegarán con nuevos sensores de salud en su interior?

La respuesta que están respondiendo todos los leakers del ecosistema Apple se decanta por el no, dejando todas las novedades, exclusivamente, alrededor de ese diseño con bordes más cuadrados. Algo nunca visto en estos smartwatch. Entonces, ¿qué es lo que nos vamos a perder en 2021 pero que sí llegará el año que viene? Pues apuntad, porque los indicios apuntan a que habrá importantes novedades.

Más salud y control del ejercicio

Como ya os hemos indicado en otras ocasiones, Apple ha cogido la linde de la salud y no la va a soltar. Ese camino es, seguramente, uno de los que le ha granjeado una mayor cantidad de adeptos alrededor de su reloj inteligente y por eso va a continuar lo visto, por ejemplo, el año pasado cuando sus Apple Wartch Series 6 incorporaron el oxímetro. Y de cara al año que viene, los de Cupertino preparan dos grandes novedades.

Estos son los sensores de salud que no llegarán a los Apple Watch Series 7 de este año
AFP

En España, y en el mundo, son millones las personas que padecen hipertensión en diferentes grados, para lo que necesitan tener a mano un tensiómetro con el que controlar esos momentos en los que se notan algo más intranquilos. Y aquí el Apple Watch puede tener un papel extraordinariamente importante, no solo para indicarnos en cualquier momento cómo estamos, sino para llevar un control detallado con mediciones que permitan al reloj saber si puede avecinarse algún problema.

Junto a este sensor, las fuentes detrás de estas informaciones avisan de un segundo sensor, también enfocado a controlar nuestra salud, como es un termómetro capaz de indicarnos cuál es la temperatura de nuestro cuerpo. Otro dato esencial en estos meses de coronavirus donde un aviso a tiempo de que comenzamos a padecer fiebr, puede indicarnos un potencial contagio y, por tanto, una alerta para evitar hacerlo con los demás.

Este medidor de temperatura también tendría otros usos, como el de respaldar con mediciones un indicador de fertilidad para las mujeres, ya que les puede señalar cuál es su ciclo de ovulación con mayor precisión a partir de patrones previamente establecidos. Como en el caso del tensiómetro, se espera que estos nuevos sensores lleguen a nuestras muñecas en 2022. Veremos.

Normas
Entra en El País para participar