Las gestoras se preparan para ofrecer activos ilíquidos a pequeños clientes

Allfunds ultima un acuerdo para ofrecer fondos de mercados privados

Sede central de Allfunds, en Madrid.
Sede central de Allfunds, en Madrid.

Las gestoras de inversiones tienen puesto el foco en una nueva vía de crecimiento: ofrecer fondos de capital riesgo y otros activos privados a clientes minoristas. Hasta ahora, este tipo de inversiones estaban limitadas a clientes institucionales, pero la regulación se está suavizando y las grandes firmas quieren universalizar estos activos y que lleguen al gran público.

El mundo de los vehículos de inversión está dividido en dos grandes categorías:

  • Los fondos, sociedades de inversión de capital variable (Sicavs) y fondos cotizados (ETF) que invierten en bonos y acciones que se negocian en mercados públicos, abiertos, con negociación permanente.
  • Los fondos orientados a los mercados privados. El caso más conocido son los fondos de capital riesgo, que se dedican a tomar participaciones en empresas que no cotizan en Bolsa. Al no haber una negociación abierta de esos títulos, no es tan evidente conocer su valor en cada momento. En los mercados privados también hay fondos que invierten en infraestructuras, en deuda privada, en inmuebles, activos de financiación de comercio internacional...

Los fondos de capital riesgo tienen una regulación específica, que obliga a los inversores a tener una cualificación, los importes mínimos de inversión son muy altos (de más de 100.000 euros, normalmente) y cuentan con poca liquidez. Tan solo se puede sacar el dinero tres o cuatro veces al año y bajo condiciones muy concretas.

También las firmas internacionales

La consejera delegada de Fidelity Internacional, Anne Richards, marcó el camino el año pasado. “Debemos conseguir democratizar este tipo de inversiones alternativas”, explicó durante un encuentro con prensa en Londres.

También BlackRock, la mayor gestora del mundo, se ha fijado en los mercados privados como una de sus líneas estratégicas de crecimiento para los próximos años. Hace un mes, el grupo firmó un contrato con el fondo soberano de Abu Dhabi para invertir con ellos en mercados privados.

Mientras, las grandes firmas de capital riesgo (Blackstone, KKR, Carlyle y Apollo) no paran de atraer dinero, incrementando el dinero bajo gestión en un 31% en el último año, por el interés por estos activos.


Fuente de rentabilidad

Con los tipos de interés instalados en el 0% desde hace más de cinco años, los gestores de inversiones tienen cada vez más difícil ofrecer a sus clientes activos que generen algo de rentabilidad, con un nivel bajo de riesgo. La deuda soberana ya no sirve. Por eso quieren que los fondos ilíquidos vayan cubriendo en parte este vacío.

La gestora de fondos de Santander es una de las firmas que más decidida está a acercar este tipo de inversores a un público más amplio. Para ello ha lanzado ya varios fondos de activos no cotizados y a reforzado los equipos de gestión para esta categoría.

Allfunds, la gran plataforma de intermediación de fondos de inversión convencionales, también quiere transitar por esta vía. La entidad ha anunciado que ultima un acuerdo para poder ofrecer a las gestoras fondos de mercados de capital privado.

Uno de los factores que va a favorecer la comercialización de este tipo de activos no cotizados es un cambio regulatorio que prepara Economía, para reducir el importe mínimo de inversión. De acuerdo con el borrador, los clientes minoristas podrán invertir en fondos de inversión alternativos con aportaciones a partir de 10.000 euros, cuando antes eran 100.000 euros.

Eso sí, la nueva normativa, pendiente de aprobación, establece que el importe en este tipo de inversiones no puede superar el 10% del patrimonio financiero.

Normas
Entra en El País para participar