España, entre los países de la OCDE donde más se ha encarecido la energía

Montero garantiza una política fiscal a la "baja" de la energía mientras dure la subida de la luz

Protesta contra el alza de la luz organizada en Madrid por asociaciones de consumidores el pasado 15 de julio.
Protesta contra el alza de la luz organizada en Madrid por asociaciones de consumidores el pasado 15 de julio. Getty Images

España es uno de los países de la OCDE donde más se ha encarecido la energía en los últimos meses, y esto tiene un peso mucho más marcado en el repunte de la inflación, que en cualquier caso se ha mantenido hasta ahora por debajo de la media.

La subida interanual de la energía en España alcanzó el 20,7% en julio, una cifra que solo superaba Estados Unidos (21,3%), Finlandia (23,8%) y, sobre todo Noruega (50,4%), según las cifras publicadas este jueves por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Ese incremento fue muy superior al de la media de la organización (17,4%), y también al de otros de los principales socios económicos en Europa como son Alemania (11,6%), Francia (12,5%), Reino Unido (9,5%) e incluso Italia (18,7%).

La inflación interanual en España en julio ascendió al 2,9%, netamente por encima del 2,2% de la zona euro, pero se quedó muy por debajo del 4,4% del conjunto de la OCDE, donde eso supuso un aumento de dos décimas respecto al mes de junio.

También se quedó muy por debajo de la de Estados Unidos, una de las más elevadas con un 5,4%, que solo superaban México (5,8%) y Turquía (19%).

Lo peculiar del caso español en un momento en que la factura de la electricidad se ha convertido en un asunto de enfrentamiento político es que, si se excluyen los elementos más volátiles que son la energía y los alimentos (que subieron un 1,7% en doce meses hasta julio), la inflación subyacente fue una de las más bajas, del 0,4%. En el conjunto de la OCDE, la inflación subyacente fue del 3,1%, y del 0,7% en la zona euro.

Medidas fiscales

La ministra de Hacienda y Política Territorial, María Jesús Montero, garantizó este jueves el mantenimiento de una política fiscal favorable mientras que continúe la cronoescalada del precio de la energía y afecte a la factura del recibo de la luz, recordando que hasta final de año se mantendrá el IVA en el 10% frente al 21% previo y suspendido el impuesto del 7% a la generación.

"Mientras exista ese incremento de la luz, mantendremos una política fiscal a la baja", ha asegurado en una entrevista a RNE recogida por Servimedia. También ha precisado que es "prematuro" aventurar si mantendrá las actuales medidas de rebaja fiscal en el año 2022 con el argumento de que existen "otras medidas de calado" ya lanzadas que deberán abaratar también el recibo.

"Nosotros creemos que las medidas que vamos a adoptar, que estamos adoptando y que entrarán en vigor básicamente van a ser en ese año donde surtirán efecto, así que es prematuro", ha subrayado.

Montero ha querido tranquilizar al ciudadano indicando que las cotizaciones diarias que se van reportando en los mercados de producción de energía no se trasladan linealmente al recibo. "Cuando todas las mañanas escuchamos cómo evoluciona el precio del gas o el precio mayorista los ciudadanos no se tienen que alarmar porque una cosa es como se compra ese precio mayorista y otra cosa es cómo después los ciudadanos compran la energía o se repercute en la factura cotidiana", ha señalado.

Al respecto expuso que la suspensión sobre la fiscalidad actualmente en marcha "está provocando entorno a un 12-15%" de rebaja, dependiendo de los rangos en los recibos de la luz, y que la previsión es mantenerla hasta el 31 de diciembre.

Entre las medidas que el Gobierno ya ha puesto en marcha apuntó también la supresión del impuesto al sol, culpando al PP de la actual situación porque "había habido siete años de desidia", donde su Gobierno "no solamente no se había avanzado respecto a la entrada de las energías renovables, sino que se habían producido políticas que caminan en dirección contraria".

"En estos días estamos pagando una nueva sentencia de 1.500 millones de euros por un cambio de normativa no justificada que justamente penalizada a la entrada de energías renovables", ha denunciado.

Entre las medidas lanzadas y pendientes de aprobar recordó el Fondo de Sostenibilidad del sistema eléctrico y la eliminación de los beneficios caídos del cielo, actualmente pendiente de tramitación en el Congreso, emplazando de forma directa al PP para respaldarlo.

Ha reivindicado que "el Gobierno no se cierra a nada y en este momento está explorando todas las alternativas", apuntando que precisamente se "ha impulsado una comisión en el Congreso de los Diputados para recibir las aportaciones y las sugerencias que todos los grupos políticos desde la honestidad intelectual".

"Se escucha a veces determinadas propuestas que no son aplicables en el marco europeo, que son populistas, que son simplemente escurrir el bulto, como las que, insisto, pide bajada fiscal el Partido Popular cuando ya se ha hecho; entonces no tiene ningún sentido que venga con este tipo de planteamientos", ha recriminado.

En cuanto a cómo suplir o compensar la pérdida de recaudación por la bajada actual de tributos, la titular de Hacienda ha indicado que habrá formas de compensarlo porque el "compromiso con la consolidación fiscal también es firme". Ha reconocido la recaudación ha crecido precisamente por el encarecimiento del CO2 y el gas en los mercados internacionales.

Normas
Entra en El País para participar