Siderurgia

Tubos Reunidos se reorganiza con los 113 millones de SEPI

Plan sin ERE con inversiones de 60 millones y el cierre de una acería

Centro de TR en Álava.
Centro de TR en Álava.

Tubos Reunidos (TR) ha activado su reorganización con los 112,8 millones recibidos con cargo al Fondo de Solvencia de Empresas Estratégicas de SEPI. El fabricante de tubos sin soldadura ha definido un plan hasta 2026 que no incluye la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Con una plantilla de 1.291 trabajadores, el 98 % con contrato fijo, las salidas que puedan producirse "se realizarán sin impacto social", según fuentes del grupo.

Esa estrategia incluye unas inversiones de 60 millones para aumentar la digitalización y descarbonización de sus procesos industriales. El grupo cerrará la acería de Trapagaran (Bizkaia) y centrará la producción de acero en las instalaciones de cabecera de Amurrio (Álava). De aquí saldrá la palanquilla que se utilizará como materia prima para la producción de tubos tanto en la propia Amurrio como en Trapagaran.

TR también invertirá en un nuevo centro de estirados en Amurrio, donde concentrará esta actividad, hasta ahora también realizada en Pamplona. Los trabajadores de la planta navarra serán trasladados a las instalaciones alavesas.

La siderúrgica ha presentado este jueves el plan a los sindicatos. El presidente de TR, Francisco Irazusta, ha señalado que la estrategia "permitirá mirar al futuro y formar parte de la transición energética".

TR, con una trayectoria industrial de 120 años, se constituirá como sociedad única tras la fusión de las filiales de Amurrio, Trapagaran y Pamplona.

El otro fabricante nacional de tubos sin soldadura, Tubacex, suma 205 días de huelga por el plan de 129 despidos en sus centros de Álava. No ha pedido ayudas a SEPI.

Normas
Entra en El País para participar