Banca

Ibercaja explora vender el negocio de vida para allanar su salida a Bolsa

Ibercaja Vida está valorada en unos 800 millones de euros

El banco también analiza otras posibles ventas

Sede de Ibercaja
Sede de Ibercaja

Ibercaja está revisando distintas opciones para su negocio de seguros de vida, así como de gestión de fondos de inversión, pensiones o incluso venta de algún paquete de activos inmobiliarios. Entre estas opciones, la más factible sería la posible venta o la búsqueda de un socio para Ibercaja Vida, como han hecho una parte importante del resto de las entidades financieras. El banco está trabajando con un asesor para considerar varias opciones para la unidad, que se complementen con la salida a Bolsa que tiene previsto llevar a cabo el banco en los próximos meses, según han señalado fuentes conocedoras de las negociaciones.

El negocio podría estar valorado en hasta 800 millones de euros en una transacción, según fuentes financieras, explica Bloomberg.

Las mismas fuentes explican que la desinversión potencial del negocio podría ayudar a allanar el camino para la salida a Bolsa de la entidad aragonesa, como ya adelantó CincoDías. Pero estas exploraciones, no obstante, podrían quedarse en nada y optar por no vender el negocio de seguros u otros activos.

Un portavoz de Ibercaja dijo que los bancos siempre evalúan posibles alternativas para generar capital, incluyendo desinversiones.

Ibercaja cuenta con un capital de máxima categoría CET1 fully loaded del 12,5%, el mismo ratio fijado en su plan estratégico para 2023. Su rentabilidad sobre recursos propios, ROE, es del 6,5%, cerca del 7% fijado para el cierre de su plan estratégico, porcentaje con el que ya cubriría el coste de capital.

El viernes, 27 de agosto, el consejo de administración la entidad que preside José Luis Aguirre llevó a cabo su primera reunión tras las vacaciones. En la reunión se analizó adelantar la salida a Bolsa del banco para octubre o noviembre, primeras ventanas del semestre para llevar a cabo el salto al parqué, aunque el grupo tiene hasta el año 2023 para cotizar y rebajar la participación de la Fundación Ibercaja del 87,8% a menos del 50%, como fija la normativa de las antiguas cajas de ahorros.

Ahora, su valoración se encuentra entre los 1.000 millones de euros y los 2.100 millones, tomando como referencia a CaixaBank en la parte alta de la horquilla, y de Unicaja en la parte baja, con descuentos en su cotización del 0,70 sobre su valor en libros para el caso de la entidad malagueña, y del 0,30 para CaixaBank. Rothschild como asesor independiente, como Morgan Stanley y JP Morgan como coordinadores globales de la oferta y a Bank of America y UBS como entidades colocadoras, animan a Ibercaja a salir a Bolsa este otoño.

Normas
Entra en El País para participar