Final de la guerra

EE UU culmina la retirada de Afganistán y prohíbe a sus aerolíneas volar sobre el país

Washington da por concluida la guerra que libró en las últimas dos décadas

El general Chris Donahue, comandante de la 82 Division, el último militar estadounidense en abandonar Afganistán, poco antes de abordar el avión militar C-17 que despegó de Kabul
El general Chris Donahue, comandante de la 82 Division, el último militar estadounidense en abandonar Afganistán, poco antes de abordar el avión militar C-17 que despegó de Kabul via REUTERS

Estados Unidos puso este lunes punto final a la guerra más larga de su historia con la retirada de sus últimos soldados de Afganistán, casi 20 años después de su despliegue en el país centroasiático.

El encargado de hacer el histórico anuncio fue el general Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de EE UU (CENTCOM), que supervisa las operaciones de las tropas en el Cuerno de África, Oriente Medio y Asia Central.

Poco después del anuncio, la Administración Federal de Aviación de EE UU (FAA) ha prohibido a las aerolíneas comerciales estadounidenses volar "a cualquier altitud" sobre territorio afgano, y puntualizó que deben recibir "autorización previa".

La FAA explicó que la decisión se debe “a la falta de servicios de tráfico aéreo y una autoridad civil funcional en Afganistán, así como a las preocupaciones de seguridad actuales”.

El último avión militar estadounidense, un C-17, despegó del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul este lunes a las 15.29 horas de la costa este de EE UU (19.29 GMT). Entre sus pasajeros estaba el embajador de EE UU en funciones, Ross Wilson. 

El mayor general Chris Donahue, comandante de la 82 División Aerotransportada del Ejército de EE UU, se convirtió en el último soldado estadounidense en abandonar Afganistán. El Pentágono publicó en su cuenta de Twitter una fotografía del militar poco antes de abordar el C-17.

McKenzie explicó que, pese a que el repliegue castrense se ha completado, todavía continúa la misión diplomática para garantizar que más ciudadanos de EE.UU. y que "los afganos aptos" que quieran marcharse puedan hacerlo.

Rutas alternativas

La FAA  por su lado recomendó a las aerolíneas estadounidenses usar una ruta "a gran altitud cerca de la frontera oriental” del país centroasiático para los sobrevuelos.

"Cualquier operador de aeronaves civiles de EE.UU. que quiera volar hacia/desde o sobre Afganistán debe recibir autorización previa de la FAA", estableció la nota.

Asimismo, indicó a las aeronaves que aterricen en el aeropuerto de Hamid Karzai de Kabul que tengan "precaución extrema".

El jefe del Comando Central de EE UU (CENTCOM), general Frank McKenzie, anunció en una rueda de prensa desde el Pentágono, "la culminación de nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión para evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de terceros países y afganos vulnerables", dijo en su intervención de manera telemática.

Pese a que el repliegue castrense se ha completado, todavía continúa la misión diplomática para garantizar que más ciudadanos de EE UU y que "los afganos aptos" que quieran marcharse puedan hacerlo.

Evacuación

De acuerdo a los datos de McKenzie, desde el pasado 14 de agosto, un día antes de que los talibanes tomaran Kabul, más de 79.000 civiles han sido evacuados en vuelos militares de EE.UU. desde el aeropuerto de Kabul, entre los que hay 6.000 estadounidenses.

El secretario de Estado, Antony Blinken, anunció por su lado que Washington trasladará a Catar su misión diplomática en Afganistán. 

El titular de Exteriores indicó que se va a crear un nuevo equipo diplomático para instalar la misión en Doha, que estará capitaneado por el que ha sido hasta ahora el encargado de negocios de la embajada en Kabul, Ross Wilson.

Desde la capital catarí se ofrecerán servicios consulares, además de gestionarse la ayuda humanitaria para Afganistán y se trabajará con los aliados y socios para "coordinar" el trato con los talibanes.

Normas
Entra en El País para participar