Farma

Rovi sufre en Bolsa tras la retirada de otros dos lotes de vacunas en Japón

La compañía se desploma un 22% desde que se conoció la contaminación en viales envasados por ella

Vacuna de Moderna contra el Covid-19.
Vacuna de Moderna contra el Covid-19. EFE

Rovi baja un 13,5% a 50,6 euros por acción, y retrocede más de un 30% en Bolsa en tres sesiones. La retirada de varios lotes de vacunas enviadas a Japón, tras la detección el pasado jueves de partículas en algunos viales, se ha agravado hoy con la retirada preventiva de otros dos lotes, y con las noticias sobre el fallecimiento de dos personas en el país que habían recibido vacunas procedentes de los lotes afectados por la contaminación. Aunque no hay evidencias de que las muertes tengan que ver con la vacuna ni de que los lotes retirados el lunes estén efectivamente contaminados, “está en curso una investigación formal por parte de la farmacéutica, Moderna y el distribuidor en el país, para establecer si existe alguna conexión”, según indicó Rovi en un comunicado a la CNMV a última hora del domingo.

En el ámbito sanitario la reacción a las noticias es menos violenta que en la Bolsa. De hecho, fuentes del Ministerio de Sanidad nipón señalaron a Efe que Japón tiene previsto seguir contando con los suministros de Moderna procedentes de España mientras se lleva a cabo la investigación sobre los viales contaminados. Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) comunicó el viernes que “la producción de la vacuna Covid-19 en Rovi puede continuar, tras una evaluación preliminar del riesgo de la información recibida hasta la fecha”, según Reuters. Similar planteamiento viene de la empresa creadora de la vacuna, Moderna, que bajó con fuerza el viernes (-4,16%) y este lunes volvió a caer (un 3,02%): “Es un evento que está en proceso de investigación por parte de Rovi, en coordinación con Moderna, Takeda y las autoridades sanitarias”.

ROVI 59,00 2,25%

No obstante, Tokio ha bloqueado otros dos lotes de vacunas, hasta llegar a los 2,6 millones, después de detectar sustancias extrañas en jeringas en las prefecturas de Okinawa y Gunma, donde se reportaron sustancias de color rosa y negro respectivamente. El bloqueo de estos dos lotes se suma a la paralización ordenada el viernes sobre 1,63 millones de dosis después de haberse reportado impurezas en 39 viales.

No obstante, el ministerio de Sanidad nipón ha reiterado que la retirada de los lotes es preventiva al no haberse detectado aún posibles riesgos de seguridad o eficacia. Además, ha apuntado que algunos de los incidentes se pueden deber a errores en la introducción de la aguja en el vial, proceso en el que se pueden desprender pequeños restos de goma.

Alrededor de 500.000 personas se vacunaron con esos suministros. Takahiro Kinoshita, médico y vicepresidente de Cov-Navi (organización nipona que divulga información sobre el coronavirus y las vacunas) considera que es poco probable que las dos muertes estuvieran directamente relacionadas con la contaminación de sus dosis. “Si las sustancias contaminadas eran lo suficientemente peligrosas como para causar muerte de algunas personas, probablemente muchas más habrían sufrido algunos síntomas tras la vacunación” afirmaba a Reuters.

Normas
Entra en El País para participar