Salud

Roche, Siemens y Abbott obtienen ingresos milmillonarios por los test de Covid-19

Su facturación crece hasta un 40% respecto a niveles prepandemia

Roche, Siemens y Abbott obtienen ingresos milmillonarios por los test de Covid-19 pulsa en la foto

Los laboratorios que han entrado en la I+D y producción de test de diagnóstico para el Covid-19 están recogiendo sus frutos. Esa actividad se ha convertido en un negocio milmillonario y ha impulsado en hasta casi un 40% la facturación que se conoce de las grandes cotizadas respecto a los niveles prepandemia. De otros fabricantes, como las firmas chinas, no se tienen datos.

En el segundo semestre, Siemens Healthineers (spin-off cotizada del grupo alemán y dedicada a la salud) mejoró sus ingresos de abril a junio un 51% al facturar alrededor de 5.000 millones, el récord de la compañía. La propia empresa explica en sus resultados que la mejora “estelar” está impulsada por su nueva prueba rápida de antígenos, que dispara la facturación de su división de diagnóstico un 103%, hasta los 1.720 millones. Esas cifras suponen facturar un 39% más que antes de la pandemia. Aproximadamente 600 millones vendrían explicados por la venta de este producto, aunque la empresa prevé que en este trimestre se haya alcanzado el máximo de su facturación y en los próximos meses decline.

Igualmente, la farmacéutica suiza Roche ha visto disparar un 39% respecto a los niveles prepandemia los ingresos de su división de diagnóstico hasta los 4.340 millones en el segundo trimestre. En su presentación de resultados trimestrales explica que alrededor de 1.210 millones provienen de ventas relacionadas con el diagnóstico del SARS-CoV-2. Este gigante helvético comercializa soluciones y productos para los laboratorios de hospitales que detectan el virus y también test de antígenos y anticuerpos.

El tercero de los grandes beneficiados con el negocio de la pandemia gracias a sus innovaciones es el laboratorio estadounidense Abbott, que tuvo ingresos de abril a junio de cerca de 8.680 millones, un 40% más respecto al mismo trimestre del año anterior y un 28% mejor que en niveles prepandemia. Esta firma vendió alrededor de 1.100 millones en productos relacionados con la detección del Covid-19.

La publicación especializada Evaluate Pharma recoge asimismo que dentro del sector de la tecnología médica, tras meses de dificultad por la pandemia, ahora son también los negocios que más sufrieron la crisis los que más se están recuperando, como los productos de ortopedia o los dispositivos cardiovasculares.

En ese sentido, el gigante Johnson & Johnson marcó la pauta de un trimestre boyante, ya que sus ventas de tecnología médica aumentaron un 63% hasta casi los 6.000 millones. Ashley McEvoy, presidente de la unidad de dispositivos médicos de J&J, saludó “la luz al final del túnel Covid-19”. Las ventas de ortopedia del grupo crecieron un 54%, impulsadas por casi el doble de los ingresos de su negocio de dispositivos para rodillas. Igualmente Stryker (ortopedia) y Boston Scientific (cardiovascular) siguieron claramente esa tendencia.

En el lado contrario, con caídas en ventas, se encuentran Philips (que ha tenido que retirar del mercado máquinas respiratorias) y GE Healthcare, que se había desprendido de su negocio de biofarmacia.

Crecimiento también en vacunas

El diagnóstico del Covid es el otro gran negocio de la pandemia, junto al de las vacunas. En el caso de estos productos de inmunización, cinco fabricantes ingresaron 23.103 millones de euros en el primer semestre, según publicó este diario a inicios de agosto. BioNTech disparó su facturación un 10.495%, hasta los 7.356 millones y su socio Pfizer ingresó 9.607 millones.

Moderna, también con una vacuna de ARNm, vio disparar su cifra de negocio un 8.260%, hasta los 5.321 millones.

Con cifras más modestas, para AstraZeneca su vacuna Vaxzevria solo ha supuesto 984 millones (un 7,5% de sus ingresos) y en el caso de Johnson & Johnson facturó solo 224 millones, una minúscula porción (0,6%) de las ventas del grupo.

Normas
Entra en El País para participar