Goldman Sachs paga 1.700 millones por la gestora holandesa NNIP

Duplicará su presencia en Europa, al sumar 335.000 millones bajo gestión

Un cartel del banco Goldman Sachs, en la Bolsa de Nueva York.
Un cartel del banco Goldman Sachs, en la Bolsa de Nueva York.

El gigante estadounidense Goldman Sachs ha cerrado una de las mayores compras de los últimos años. La firma neoyorkina ha llegado un acuerdo con el grupo holandés NN para adquirir su gestora de fondos de inversión, por 1.700 millones de euros.

NN Investment Partners, tiene 335.000 millones de dólares en activos bajo gestión, y la adquisición duplicará el total que Goldman Sachs gestiona en Europa a más de 600.000 millones de dólares. Los 900 empleados de NNIP se unirán a Goldman Sachs y los Países Bajos se convertirán en "un lugar importante" para el emblemático banco estadounidense.

Esta operación es la mayor adquisición de Goldman Sachs desde que David Solomon se convirtió en presidente ejecutivo en 2018. La operación forma parte de la estrategia de Solomon para que el flujo de ingresos del banco sea menos dependiente de las fluctuaciones de los mercados financieros y  de las comisiones del departamento de banca de inversión.

Las dos empresas establecerán una asociación estratégica de 10 años en virtud de la cual Goldman prestará servicios de gestión de activos a NN Group (antes conocido como National Nederlanden y origen del banco ING, ahora segregado del grupo). En concreto, asesorará una cartera de inversiones por valor de190.000 millones de dólares.

"La experiencia y la escala de inversión combinadas mejorarán la oferta de servicios de servicios a los clientes de NN Investment Partners, incluido NN Group", ha explicado David Knibbe, consejero delegado de NN.

La venta de NNIP mejorará el ratio de Solvencia II de NN Group en 17 puntos porcentuales y el capital extra se utilizará para adquisiciones o para devolver más dinero a los accionistas.

La rama de gestión de activos de la empresa holandesa también había atraído el interés de otras aseguradoras y gestoras de activos, como UBS, la alemana DWS y la estadounidense Nuveen, según informó Reuters en junio.

El sector de las gestoras de fondos de inversión lleva varios años protagonizando importantes operaciones corporativas. La regulación y la competencia de los fondos de bajo coste (especialmente fondos cotizados), están impactando mucho sobre los márgenes, lo que obliga a los directivos a buscar soluciones.

Normas
Entra en El País para participar