Inmobiliario

Vía Celere frena el ritmo de crecimiento y prevé entregar este año 1.800 viviendas

Por primera vez en los últimos años acabará menos casas. La promotora tiene limitado el reparto de dividendo

José Ignacio Morales, consejero delegado de Vía Célere.
José Ignacio Morales, consejero delegado de Vía Célere.

Vía Célere mantiene su velocidad de crucero en entregas de viviendas para este año. La promotora controlada por Värde Partners calcula que este ejercicio entregará alrededor de 1.800 viviendas, según se recoge en las cuentas consolidadas presentadas por el grupo recientemente en el Registro Mercantil.

La empresa revela en su informe de gestión que a 31 de diciembre del pasado año contaba con 36 proyectos en construcción. Esas obras en curso representan la edificación de 2.978 viviendas, de las que el 61% (1.815 unidades) se entregarán este año. El 37% se acabarán en 2022 y el resto en fechas posteriores.

Esa previsión supone frenar el crecimiento casi exponencial de años anteriores cuando la promotora fue haciéndose mayor al ritmo de la reactivación del negocio promotor y es ligeramente inferior a las 1.932 entregadas el pasado año. En 2019, había entregado 1.240 unidades. Esta promotora del fondo estadounidense Värde es, junto a otras como Aedas, Neinor y Amenabar, la empresa que más casas acaba al año.

Ese negocio permitió prácticamente duplicar sus ventas del grupo el pasado año hasta los 656,9 millones y disparar sus resultados hasta los 49,7 millones (121% más), según avanzó la propia compañía en un comunicado a finales de marzo.

Vía Célere explica en las cuentas que tiene una limitación para distribuir los beneficios entre sus accionistas por las condiciones del préstamo sindicado que firmó con varias entidades en 2019. “A 31 de diciembre de 2020 y 2019, la sociedad dominante mantiene limitaciones en el reparto de dividendos como consecuencia del contrato de financiación corporativa firmado con fecha de 2 de enero de 2019 y novado el 26 de junio de 2020”, indica en el documento.

Ese crédito fue prorrogado hasta finales de 2021 y tenía un saldo pendiente de pago de 73 millones. Entre otras condiciones o covenants, el grupo debe mantener un ratio de endeudamiento sobre el valor de sus activos inferior al 45%.

Esta compañía, fundada por Juan Antonio Gómez-Pintado (que salió de la empresa y fundó Vía Ágora), proviene de la fusión con Dos Puntos (antigua Inmobiliaria San José) e integrar los activos de Aelca, también controlada por Värde. En las cuentas, la promotora recoge que pagó 126 millones a los minoritarios de Aelca por hacerse con el control. Actualmente tiene a José Ignacio Morales como consejero delegado.

Una cartera de 1.770 millones

La compañía valora su cartera de terrenos y obras en curso en 1.770 millones. Esas propiedades supone 2,02 millones de metros cuadrados de edificabilidad en toda España, aunque Madrid suponen el 40% de ese portfolio de suelos, con más de 800.000 m². Le siguen en importancia Málaga (367.000 m²), Sevilla (276.000), Valencia (128.000) y en menor medida Barcelona y Valladolid.

Normas
Entra en El País para participar