EE UU vuelve a pedir a Facebook que segregue Instagram y Whatsapp

El nuevo recurso presentado pide a los tribunales que revierta el proceso de compra de las dos empresas

EE UU vuelve a pedir a Facebook que segregue Instagram y Whatsapp
REUTERS

Facebook vuelve a estar en el punto de mira de las autoridades antimonopolio norteamericanas. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha presentado una enmienda de su reclamación antimonopolio contra compañía de Mark Zukerberg, desestimada por un juez el pasado junio, que alegaba que la multinacional recurrió a un esquema ilegal para adquirir empresas competidoras de éxito o enterrar a aquellas que pudieran amenazar su dominio.

A finales del pasado mes de junio el juez James Boasberg del Tribunal del Distrito de Columbia determinó que las alegaciones contra Facebook presentadas por la FTC eran "insuficientes", por lo que desestimó su demanda señalando que la agencia federal no había alegado suficientes hechos para establecer de manera plausible que Facebook tiene poder de monopolio en el mercado de servicios de redes sociales personales.

No obstante, el juez concedió 30 días a la FTC para enmendar su reclamación y volver a presentar una demanda, plazo que se prorrogó posteriormente hasta el 19 de agosto. En la enmienda a su reclamación, la FTC acusa a Facebook de que al carecer de amenazas competitivas serias la compañía "ha podido perfeccionar un modelo publicitario basado en la vigilancia e imponer cargas cada vez mayores a sus usuarios".

Este caso supone un test para la presidenta de la Comisión Federal de Comercio, Lina Khan, nombrada en junio por el presidente Joe Biden. Facebook está tratando de evitar que Khan participe en el caso, para lo que argumenta que su producción académica y su trabajo muestran que su opinión está sesgada.

"Facebook carecía de la perspicacia empresarial y el talento técnico para sobrevivir a la transición a los dispositivos móviles y al no poder competir con los nuevos innovadores, Facebook los compró o enterró ilegalmente cuando su popularidad se convirtió en una amenaza existencial", dijo Holly Vedova, directora interina de la Oficina de Competencia de la FTC. "Esta conducta no es menos anticompetitiva que si Facebook hubiera sobornado a competidores emergentes de aplicaciones para que no compitieran", añadió.

En este sentido, la enmienda a la reclamación presentada por la FTC señala que los ejecutivos de Facebook abordaron esta amenaza existencial comprando a innovadores móviles, incluido su rival Instagram en 2012 y la aplicación de mensajería móvil WhatsApp en 2014, que habían tenido éxito donde Facebook había fracasado.

Normas
Entra en El País para participar