Las calles más caras de España están ahora en Mallorca y Málaga

Baleares, Málaga y Madrid se disputan las 10 zonas más exclusivas para comprar una vivienda

vivienda Ver fotogalería
Vivienda en Carrer Sant Carles (Calvià).

La calle más cara de España no está en una de las grandes urbes, sino en las Baleares. Concretamente el Carrer Sant Carles, en el municipio de Calvià (Mallorca), es la calle más cara de España a la hora de comprar una vivienda: los propietarios piden más de 7,04 millones de euros, de media, a los interesados en adquirir alguno de los inmuebles que ocupan esta zona, según un estudio del portal inmobiliario Idealista.

La medalla de plata es para El Coto de la Zagaleta, una exclusiva urbanización situada en la localidad malagueña de Benahavís. El precio medio de los llamativos chalets que habitan sus calles también supera los 7 millones de euros. La provincia también completa el podio, pues el tercer puesto es para la calle Mozart de Marbella, que resultó la más exclusiva en la pasada edición del informe (2020), con propiedades que rondan los 5,93 millones de euros.

En la misma localidad se encuentra la Urbanización Cascada de Camoján, cuyas calles son las cuartas más caras de España y donde los propietarios piden una media superior a los 5,44 millones de euros, según Idealista. De hecho, Málaga, con cinco zonas en el ranking, es la provincia con más direcciones entre las 10 con un coste más elevado.

Dos municipios de la Comunidad de Madrid defienden el quinto y sexto puesto. Es el caso del Paseo de los Lagos en Pozuelo de Alarcón, conocido como La Finca, con una media de 5,25 millones de euros por vivienda, y el Paseo del Conde de los Gaitanes, en la urbanización de La Moraleja (Alcobendas), con propiedades de más de 4,97 millones de euros.

Completan la clasificación la calle Cañete de Marbella, donde piden, de media, 4,9 millones de euros; la calle del Camino Ancho, en La Moraleja (Alcobendas), donde quien quiera hacerse con uno de sus chalets pagará algo más de 4,7 millones de euros; la Urbanización Sierra Blanca, en Marbella, con una media de 4,6 millones de euros; y la Vía Cornisa de Calvià, con un precio medio de 4,6 millones de euros.

Además de las comunidades con calles entre las 10 primeras posiciones, cinco autonomías más tienen direcciones con propiedades en las que se supera, de media, el millón de euros: Cataluña (casi 4,2 millones de euros); Comunidad Valenciana (3 millones de euros); Canarias (2,8 millones de euros); País Vasco (cerca de 1,5 millones de euros) y Cantabria (1,3 millones de euros). En el lado contrario, la región más económica es Castilla-La Mancha, donde su calle más cara tiene un precio medio de 318.528 euros, seguida por Extremadura (353.168 euros) y Navarra (467.813 euros).

Por su parte, Raisin ha elaborado un informe con las ciudades en las que es más complicado acceder a una primera vivienda. En línea con el documento de Idealista, Palma de Mallorca lidera la clasificación, pues es necesario ahorrar alrededor de 16 años y un mes para conseguir pagar la entrada para una casa. En segundo lugar se encuentra Barcelona, donde se requieren 15 años y seis meses de esfuerzo. El estudio no analiza solo el precio de las propiedades, sino que también tiene en cuenta el sueldo medio de cada región, el coste de vida, los impuestos regionales y el precio del alquiler. Almería y Cartagena son las localidades con una vivienda más accesible, pues con cuatro años y 9 y 10 meses de trabajo, respectivamente, es posible sumar la cantidad necesaria para una entrada.

Costa Brava

  • Internacional. Según la inmobiliaria de lujo Barnes, la demanda de propiedades en zonas costeras se ha incrementado entre los compradores extranjeros. En concreto, los ciudadanos franceses representan el 50% de las compras de viviendas de lujo en la Costa Brava.
  • Pandemia. El Covid ha provocado un cambio en los incentivos a la hora de decantarse por la compra, según expone la directora de Barnes Barcelona, Elizabeth Hernández: “Ahora los compradores nos piden viviendas con elementos exteriores como terrenos, terrazas o zonas comunitarias. Durante el primer semestre del año hemos tenido un notable aumento de las operaciones con estas características”.
Normas
Entra en El País para participar