Transporte

Cubana de Aviación asegura que seguirá volando pese a la retirada de soporte de IATA

La asociación ha suspendido el mecanismo de compensación de pagos BSP en España, lo que la aerolínea atribuye a una represalia política

Un avión de Cubana de Aviación despega en el aeropuerto de La Habana.
Un avión de Cubana de Aviación despega en el aeropuerto de La Habana.

La asociación de aerolíneas IATA ha encendido las alarmas en el sector turístico sobre posibles problemas de solvencia de Cubana de Aviación, compañía estatal de Cuba que enlaza la Habana con Madrid, entre otros destinos en América y Europa. La empresa ha emitido una queja al organismo, asegura que no interrumpirá su actividad y atribuye la acción de IATA a un efecto del bloqueo económico de EE UU sobre la isla.

El colectivo que dirige Willie Walsh ha suspendido para esta empresa el mecanismo de compensación de pagos BSP en España, lo que ha sido comunicado a las agencias de viaje. La medida supone un aviso para que estas intermediarias dejen de emitir billetes, documentos electrónicos de propósito múltiple (EMS) y reembolsos en nombre de Cubana de Aviación.

IATA suele dar este paso ante el riesgo de cese de operaciones de una compañía. Con ello reclama a las agencias que "retiren todos los importes relacionados con Cubana de Aviación de sus próximos pagos al BSP", aclarando que "deberán liquidarse directamente con la aerolínea suspendida".

El sistema BSP fue diseñado para simplificar los procedimientos comerciales por parte de los agentes de ventas acreditados por IATA. Opera en 180 países para más de 370 aerolíneas y ha llegado a gestionar más de 200.000 millones de euros al año. En lo que va de pandemia varias han sido las firmas que han visto suspendido el BSP, como Air Namibia, Cabo Verde Airlines, la venezolana Avior, la mexicana interjet o la uruguaya Amaszonas.

Compromiso de continuidad

Cubana de Aviación ha reaccionado de inmediato asegurando que la acción de IATA, de la que es socia fundadora, responde a una represalia política. “La Empresa Cubana de Aviación aclara que la medida notificada por la IATA, de la suspensión del mecanismo de compensación de pagos BSP en España, es un efecto más del bloqueo económico y comercial de los Estados Unidos de América que genera afectaciones a la compañía y no significa el cese de operaciones como algunos medios se han apresurado a informar”, señala la aerolínea a través de un comunicado.

En su nota pública añade que “el banco que realiza estas compensaciones ha manifestado su imposibilidad de continuar debido al bloqueo estadounidense”.

Tras formalizar una queja ante la propia IATA, Cubana de Aviación asegura que la medida “no impide honrar los compromisos contraídos con los clientes”, aunque matiza que “ajusta sus estrategias comerciales en el mercado”.

La directora jurídica de la aerolínea, Venus Rodríguez, ha señalado a medios cubanos en rueda de prensa la inconformidad con la suspensión del BSP debido a que no se habría tipificado ninguna de las causas previstas en el Artículo 15 de la Resolución 850 de IATA, donde están fijadas las reglas de los mecanismos de pago a través de la BSP.

Normas
Entra en El País para participar