Distribución

La UE aprueba la venta del 50% de Caprabo al magnate checo Daniel Kretinsky

El holding de inversor factura más de 10.000 millones de euros anuales

La UE aprueba la venta del 50% de Caprabo al magnate checo Daniel Kretinsky

La Comisión Europea ha aprobado este lunes la venta del 50% de Caprabo por parte de Eroski a la firma EP Corporate Group, propiedad del magnate checo Daniel Kretinsky, una de las grandes fortunas del país. Este inversor cuenta con participaciones en la distribución alimentaria en Europa, como en Metro, Casino Guichard Perrachon y la británica Sainsbury's. Pero la UE ya tiene el veredicto: "La adquisición propuesta no plantearía problemas de competencia, dados los limitados solapamientos y la falta de vínculos verticales entre las actividades de las empresas en los mercados de referencia en España", señala la Comisión en un comunicado.

La operación se anunció el pasado mes de marzo y con ella se puso fin a un largo proceso de búsqueda de un socio por parte de Eroski que ayudara a la cadena vasca de supermercados en su proceso de refinanciación. Entonces, anunció que Supratuc 2000, bajo la que opera los supermercados Caprabo y Cecosa, al holding checo EP Corporate Group, propiedad de Kretinsky, que factura más de 10.000 millones de euros anuales y está especializado, sobre todo, en los sectores de energía, infraestructura y medios. Así finalizó la búsqueda de un inversor que arrancó en 2019 y este lunes se confirma tras recibir la luz verde de la UE.

La adquisición, de la que no se han comunicado cifras, "permite a Eroski mejorar su posición financiera y dar por cumplido el compromiso de amortización de deuda fijado para fin de este año, en un importe superior al comprometido con las entidades financieras, e impulsará el relanzamiento de las inversiones y de la actividad en Cataluña con la marca Caprabo y en Baleares con la marca Eroski", según anunció la compañía vasca en un comunicado.

La compañía que preside Agustín Markaide debe afrontar a finales de este año un primer pago a sus bancos acreedores de 350 millones de euros, como acordó en 2019 tras acometer una refinanciación de su deuda. Estos le instaron a desprenderse de parte de sus negocios no esenciales para amortizar pasivo antes de su vencimiento, en 2024.

Como publicó CincoDías el pasado 18 de marzo, la intención de Eroski una vez completada la venta de parte de Caprabo es acometer una nueva refinanciación. Su deuda a cierre de 2020 era de 1.300 millones de euros.

La compañía ha contado con el asesoramiento de PwC Corporate Finance, el Banco Santander, Deloitte Financial Advisory y Deloitte Legal. EPCG ha sido asesorado por EY.

Normas
Entra en El País para participar