Formación online

Product School, fundada por dos españoles, capta 21 millones de un fondo estadounidense

La startup ofrece cursos de ‘product manager’ y cuenta con una comunidad con un millón de personas. Sus instructores trabajan en grandes firmas tecnológicas como Google, Netflix, Amazon o Facebook

Carlos y Fernando González de Villaumbrosia, fundadores de Product School, en San Francisco, sede de la compañía.
Carlos y Fernando González de Villaumbrosia, fundadores de Product School, en San Francisco, sede de la compañía.

La startup Product School, fundada por los españoles Carlos y Fernando González de Villaumbrosia en 2014 en Silicon Valley (San Francisco), ha captado una inversión de 25 millones de dólares (21,33 millones de euros) de Leeds Illuminate, un fondo de private equity especializado en educación.

“Es la primera inversión que recibimos, porque desde el inicio hemos sido una empresa rentable y no hemos necesitado hacer ninguna ronda de financiación”, señala el segundo de los hermanos, que reconoce, no obstante, que esta inyección de capital les va a permitir acelerar el crecimiento de la compañía, dueña de una de las mayores comunidades de product managers del mundo, con más de un millón de profesionales en ella.

Product School se dedica a generar contenido y comunidad, siempre alrededor de este perfil de profesional “un híbrido entre negocio, tecnología y diseño, que no está siendo enseñado en universidades ni escuelas de negocio, pero que si es enormemente demandado en el entorno digital por empresas de todo el mundo”, según cuenta Fernando González.

Esa actividad es gratuita para los usuarios y supone el 90% de su oferta. El otro 10%, por el que la empresa obtiene sus ingresos, son cursos online que duran dos meses para formarse como product manager y lograr el primer empleo con este rol. “Ese es el curso principal y cuesta 4.200 dólares, pero tenemos otros para profesionales que ya tienen años de experiencia en este puesto y quieren seguir formándose”.

La compañía tiene otra vía de ingresos: forma a empleados y equipos de producto de empresas. “Ya estamos formando a equipos en siete de las 50 empresas con mayor valor bursátil de Wall Street”, continúa este emprendedor, que apunta que parte del dinero captado lo destinará a impulsar esta parte del negocio para convertirse en socio preferente de formación de un gran número de empresas. Entre sus clientes están ya Boston Consulting Group, Goldman Sachs y Nestlé.

Equipo en Madrid

Product School también utilizará el dinero obtenido para invertir en tecnología y automatizar procesos internos para ser más eficientes, en herramientas de marketing para darse a conocer y en aumentar su plantilla. Actualmente, son unas 100 personas distribuidas por todo el mundo (unas 30 en Madrid), “porque somos una empresa 100% remota”.

La startup tiene decenas de instructores que imparten sus cursos. “Lo destacable es que nuestros profesores no son profesores. Son product managers que trabajan actualmente para las mejores tecnológicas, como Facebook, Google, Amazon o Netflix, y eso aporta un gran valor a nuestros clientes. Estos instructores están la mayoría localizados en Silicon Valley, donde mi hermano Carlos vivía cuando arrancamos la empresa. Entonces, era allí donde mejor se entendía el papel de estos profesionales; ahora, la tarea del director de producto ya se aprecia en todo el mundo”, continúa.

¿Y qué convence a un product manager de un gigante tecnológico a impartir cursos en Product School? “Al principio, era muy difícil porque no nos conocían y los primeros cursos los impartió mi hermano y algún amigo que también era product manager. Ahora, con el crecimiento que hemos experimentado y la enorme comunidad que tenemos, todo ha cambiado. Obviamente no lo hacen por dinero, sino por reputación personal y por estar en esta enorme comunidad formando a la siguiente generación de product manager”, sostiene el emprendedor español.

La comunidad de la startup está formada por personas que trabajan en el ámbito digital y está interesada por la creación de productos digitales. “Muchos son product managers, pero hay también otros perfiles de profesionales que quieren aprender sobre temas relacionados con crear productos digitales".

Crecimiento del 50% en los últimos años

El cofundador de Product School no detalla qué participación de la compañía toma el fondo estadounidense, pero sí dice que el y su hermano siguen siendo los accionistas mayoritarios. Fernando González, que ocupa el cargo de CPO (Chief Product Officer), tampoco da datos económicos de la startup, pero afirma que sus ingresos han crecido un 50% durante los últimos años.

Antes de cerrar la inversión del fondo estadounidense, más de 70 fondos contactaron con ellos, “pero nos inclinamos por Leeds Illuminate porque creemos que es el compañero de viaje adecuado”. Según los fundadores de la startup, la transformación digital que se vive en estos momentos, acelerada por la pandemia, ha hecho que cada vez más compañías necesiten directores de producto para negocios digitales. “Y nuestros certificados se han convertido en el estándar de la industria”, defiende González.

La compañía empezó su aventura con las clases presenciales y llegaron a tener 16 campus en EE UU, uno en Toronto y otro en Londres, "pero nuestra apuesta ahora es 100% online", añade el directivo.

Normas
Entra en El País para participar