Inversión

BofA mantiene su preferencia por las Bolsas española e italiana frente a la suiza

A su juicio, ambas se beneficiarán del elevado peso del sector bancario en sus índices selectivos

Paneles de la Bolsa de Madrid.
Paneles de la Bolsa de Madrid. EFE

Bank of America ha renovado su apuesta por la renta variable española. Así lo explica en un informe en el que además reitera su preferencia también por la italiana y alemana. El banco de inversión justifica esta estrategia en que espera que el PMI de la zona euro se mantenga cerca de los niveles actuales durante el resto del tercer trimestre.

"También nos posicionamos para una nueva subida de los rendimientos de los bonos, ya que los tipos se han quedado muy por debajo de su relación con el impulso macroeconómico y la reducción de la relajación de los bancos centrales debería llevar a un repunte de los rendimientos reales de los bonos desde sus mínimos históricos", agrega la firma.

Los expertos de Bank of America creen que tanto la Bolsa española como la italiana registraran una subida del 5%, ya que deberían beneficiarse de su elevada ponderación en los bancos si el impulso del crecimiento de la zona euro sigue siendo "sólido" y los rendimientos de los bonos aumentan, añaden.

En el caso de la renta variable alemana, Bank of America explica que tras perder un 5% desde abril, creen que puede subir un 4%, lo que les lleva a sobreponderar este mercado.

Además, los analistas del banco de inversión reducen su posición en Reino Unido desde sobreponder a igual que el mercado y mantienen su posición en la Bolsa francesa. "La renta variable británica tiende a obtener mejores resultados en periodos de debilidad de la libra esterlina (dadas sus elevadas ventas en el extranjero), de fortaleza del sector energético (dada la sobreponderación del Reino Unido en el sector) y de rendimiento superior de los valores defensivos", explica BofA.

El banco de inversión agrega que "las trayectorias equilibradas que esperamos para el sector energético y los cíclicos frente a los defensivos implican un escaso recorrido al alza para la renta variable británica en los próximos meses".

Además, consideran que "al ser un mercado centrado en la exportación, la renta variable británica tiende a obtener mejores resultados cuando el impulso del crecimiento de la zona euro es inferior al impulso del crecimiento mundial".

La previsión de BofA es que el crecimiento mundial se ralentice más que el de la zona euro pesa sobre la renta variable británica a corto plazo, aunque esto se compensa parcialmente con una libra esterlina más débil, y el análisis general también implica una trayectoria de rendimiento ampliamente equilibrada.

Respecto a la Francia, la firma explica que es un mercado  cíclico cuyo rendimiento relativo se mueve en línea con la renta variable europea. "Recientemente nos hemos vuelto neutrales con respecto a la renta variable, ya que nuestras proyecciones de mercado implican que el precio relativo de Francia no seguirá subiendo", considera.

Por último, BofA se mantiene infraponderado en la renta variable suiza, ya que espera un nuevo aumento de la rentabilidad de los bonos: La renta variable suiza tiende a obtener peores resultados cuando suben los rendimientos de los bonos estadounidenses, dada su gran ponderación de los sectores defensivos (especialmente el farmacéutico).

El reciente descenso de los rendimientos de los bonos ha ayudado a Suiza a obtener un rendimiento superior en un 5% durante los últimos tres meses, tras un rendimiento inferior del 17% desde marzo del año pasado.

"Si los rendimientos de los bonos estadounidenses vuelven a subir en los próximos meses, como esperamos, esto implicaría un nuevo descenso del 3% en la relación de precios de la renta variable suiza en el primer trimestre del próximo año, y la trayectoria implícita en el sector farmacéutico apunta a un potencial de caída similar", agrega BofA.

Normas
Entra en El País para participar