Banca

La fusión de Unicaja y Liberbank se estrena en Bolsa con más pena que gloria

Cede un 0,90% en su primer día de cotización

Ayer se llevó a cabo el canje accionarial previsto en la absorción de Liberbank

Liberbank ha desaparecido como entidad financiera
Liberbank ha desaparecido como entidad financiera

La nueva Unicaja se estrenó ayer en Bolsa tras absorber el viernes a Liberbank, pero la integración no ha tenido una acogida tan favorable como se podía pensar inicialmente. Unicaja Banco bajó ayer un 0,9 % en Bolsa tras culminar su fusión con Liberbank y empezar a negociarse las nuevas acciones emitidas por la entidad para atender el canje previsto en la operación. Los títulos de Unicaja, que han llegado a subir más del 1% durante la sesión, se dieron la vuelta y cerraron en 0,7685 euros.

En lo que va de año, avanzan un 8,5%. Las acciones emitidas por la entidad malagueña para cubrir el canje de títulos de Liberbank previsto en la operación de fusión (1.075 millones en total) comenzaron a cotizar en las Bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia tras ser admitidas a negociación.

El pasado viernes, Liberbank cerró su última sesión en Bolsa con una subida del 1,72 %, lo que situó su último precio en 0,2832 euros.

Tras culminar su fusión con Unicaja Banco, Liberbank ha sido excluida del índice Ibex Medium Cap, que estará compuesto temporalmente por 18 valores.

Las dos entidades completaron el pasado 30 de julio los trámites legales de la operación con la inscripción en el Registro Mercantil de la escritura de fusión.

La unión de Unicaja y Liberbank ha dado lugar a la quinta mayor entidad bancaria de España, con unos activos cercanos a los 113.000 millones, presencia en el 80% del territorio nacional, más de 4,5 millones de clientes y cuotas de mercado superiores al 20% en Asturias, Cantabria, las dos Castillas y Extremadura y del 12% en Andalucía.

Unicaja es actualmente la octava entidad del ranking y Liberbank ocupa la posición número 12. Su capitalización ascendía al día de ayer a 2.040 millones de euros, ligeramente por debajo de la suma de Unicaja más Liberbank el viernes pasado.

La nueva entidad conserva marca y sede de Unicaja Banco así como a Manuel Azuaga en la presidencia ejecutiva, mientras que Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, se convierte en el número dos. Aunque en dos años el presidente dejará de ser ejecutivo, como recomienda el Banco Central Europeo (BCE). Será entonces cuando el CEO pasará a primer ejecutivo. En los próximos meses Unicaja comunicará su ajuste de plantilla derivada de absorber Liberbank, así como su nuevo organigrama.

Los accionistas de Unicaja Banco contarán con el 59,5% del capital de la entidad resultante, y los de Liberbank, el 40,5%. Tras la ampliación de capital llevada a cabo para la ejecución del canje, Unicaja Banco tiene un capital social de 2.654,83 millones de euros, dividido en acciones de un euro de valor nominal.

Normas
Entra en El País para participar