Mercados

El gigante de la logística GXO con fuerte presencia en España se estrena en Wall Street

La compañía, escindida del grupo estadounidense XPO Logistics, será dirigida en España por Rui Marques. En Iberia tiene 42 centros logísticos y más de 5.800 empleados. Para este año prevé crear 600 empleos y acabar el ejercicio con casi 6.500.

Instalaciones logísticas de GXO.
Instalaciones logísticas de GXO.

El operador logístico GXO ha empezado a cotizar de manera regular este lunes en la Bolsa de Nueva York como compañía independiente con una caída del 3% en los primeros compases de la negociación, aunque después ha remontado posiciones y a media sesión sube casi un 9%. La operación, denominada spin off, se produce tras la decisión del grupo estadounidense XPO Logistics de segregar su negocio de logística, dando lugar a dos empresas altamente especializadas, una en transporte (XPO) y otra (GXO) en logística, para maximizar sus negocios.

Los accionistas de la matriz han recibido acciones de la filial en forma de dividendo, a imagen y semejanza de la operación en España de segregación de Línea Directa por parte de Bankinter. La recién estrenada de forma independiente GXO capitaliza unos 6.600 millones de dólares (alrededor de 5.500 millones de euros), mientras que XPO vale 8.800 mllones de dólares (7.400 millones de euros).

La segregación de ambas y salida a bolsa de la segunda se ha producido en la fecha prevista y con ello persiguen aprovechar el buen momento que vive el sector logístico, gracias al crecimiento del comercio electrónico, sobre todo tras la pandemia, y la distribución minorista omnicanal. También al rápido aumento de la demanda de automatización y capacidades digitales por parte de los clientes y un cambio hacia la externalización de los servicios de la cadena de suministro.

Malcolm Wilson, consejero delegado de GXO, ha celebrado el estreno bursátil de la compañía y ha asegurado que la firma se convierte en la mayor compañía del mundo dedicada en exclusiva a contratos logísticos. “Contamos con una poderosa base para el futuro crecimiento, incluyendo nuestra cultura innovadora, la fuerte relación con los clientes, dirigentes experimentados y un equipo de primer nivel mundial”, ha remarcado en un comunicado.

GXO empieza sus operaciones con cerca de 94.000 empleados en todo el mundo y aproximadamente unos 20 millones de metros cuadrados de espacio de almacenaje en 869 centros de 27 países. Los principales clientes de GXO a nivel mundial son Apple, Nike, Nestlé y Whirlpool, junto con compañías de gran crecimiento en el e-commerce y otros sectores clave, como el retail, el tecnológico, el de alimentación y bebidas y la electrónica de consumo.

En Iberia, el director general de GXO es Rui Marques, quien ya ocupaba este cargo en XPO Supply Chain Iberia. Según la empresa, el 40% de la facturación de GXO en España está ligada al comercio electrónico y el retail. Entre España y Portugal, la firma suma 42 centros logísticos y un millón de metros cuadrados. En Marchamalo tiene la instalación de este tipo más grande de Europa (179.000 metros cuadrados).

GXO asegura que es el primer empleador directo en el sector de la logística en la Península Ibérica, donde tiene más de 5.800 empleados. La compañía prevé crear 600 nuevos puestos de trabajo este año y acabar el ejercicio con cerca de 6.500 empleados.

La compañía, con sede en Greenwich, Connecticut (EEUU), presume de utilizar una automatización avanzada y robots colaborativos en sus centros para impulsar la productividad, mejorar la seguridad para sus equipos y ganar eficiencia a sus clientes. GXO asegura que emplea igualmente el machine learning, la ciencia de datos y el análisis predictivo para “convertir a la logística en una ventaja competitiva para retailers, fabricantes y otros propietarios de cadenas de suministro”.

Los accionista de XPO han recibido una acción de GXO por cada acción de XPO de las que disponían a 23 de julio de este año. El objetivo es que los accionistas no tengan que tributar por esta retribución, según ha anunciado la empresa. Como parte de las condiciones del spin off, GXO ha realizado un pago en efectivo de 794 millones de dólares (unos 670 millones de euros) a XPO.

Goldman Sachs & Co. LLC y Wachtell, Lipton, Rosen & Katz fueron los respectivos asesores financieros y legales durante la escisión.

Los directivos de la compañía, que cuenta con unidades de negocio de ecommerce, automatización de almacenes y outsourcing de cadenas de suministro, aseguran que, pese a su “liderazgo”, GXO solo tiene el 5% de este último negocio en Europa y Norteamérica, que mueve 430.000 millones de dólares.

GXO no ha dado datos de facturación desagregados. Antes de la escisión, el grupo estadounidense XPO logistics facturó 16.300 millones de dólares (unos 13.600 millones de euros) en 2020 a nivel mundial. En España, 766 millones, y ello pese a la pandemia, gracias al tirón del comercio electrónico. La multinacional de forma global suma en España más de 6.000 empleados, aunque alcanza picos de hasta 10.000 para campañas como el black Friday y la Navidad. España es su cuarto mercado por volumen de facturación, tras EE UU, Reino Unido y Francia.

Normas
Entra en El País para participar