Banca

CaixaBank recibe 8.246 solicitudes de salida en el ERE frente a las 6.452 previstas

Ahora el banco debe cuadrar el número de adhesiones a la cifra acordada con los sindicatos de salidas

Oficina de CaixaBank
Oficina de CaixaBank

CaixaBank ha recibido 8.246 solicitudes de adhesión al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado con los sindicatos el mes pasado, lo que supone un 27,80% más de las 6.452 desvinculaciones previstas, según indicaron este lunes fuentes sindicales. La cifra de adhesiones, además, es muy similar al número inicial de salidas que preveía CaixaBank llevar a cabo, 8291.

Las cifras de adhesión se han desbordado igualmente en su propuesta de recolocación de 138 vacantes en filiales del grupo, con 1.581 solicitudes recibidas de un total de 337 trabajadores.

Son datos definitivos tras cerrarse ambos procesos el pasado viernes, 30 de julio. Ahora, el banco decidirá en función del ámbito de adscripción y del orden de prelación establecido en el acuerdo laboral de reestructuración, las solicitudes aceptadas y las no aceptadas y las comunicará a los interesados antes del 20 de septiembre. Las salidas comenzarán a efectuarse a partir del cuarto trimestre de este año, como explicó CaixaBank. En el caso de las recolocaciones serán las propias filiales de CaixaBank las que efectúen sus procesos selectivos.

La cifra final de desvinculaciones pactada con sindicados supone reducir en 1.839 salidas o en un 22,18% el planteamiento inicial de casi 8.300 bajas incentivadas planteadas por el banco, tras elevar CaixaBank desde 686 a 708 los empleados que podrán recolocarse en filiales del grupo. Hasta 570 serán recolocaciones directas y 138 son las vacantes que se han ofrecido a toda la plantilla y que han recibido una fuerte demanda también.

Las salidas se producirán por el proceso de reorganización de la entidad, para eliminar las duplicidades derivadas de la fusión con Bankia y ajustar la dimensión de la organización a las circunstancias actuales del mercado. No en vano, son paralelas al redimensionamiento de la red
de sucursales con el cierre de unas 1.500 oficinas o casi el equivalente al 27% de la red actual.

El proceso le costará al banco 1.884 millones de euros que ya ha contabilizado en las cuentas del primer semestre del ejercicio, lo que implica elevar las indemnizaciones a los empleados por dejar del banco a una media de 290.000 euros.

La reestructuración y otros focos de ahorros identificados por la entidad le permitirán economizar 940 millones de euros al año en el ejercicio 2023, elevando las sinergias totales esperadas de la fusión a 1.340 millones con otros 290 millones previstos en incremento de ingresos por optimizar
la fuerza comercial en la red fusionada. Según explicó el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, en la presentación de resultados del semestre realizada el viernes, la entidad ha aumentado la estimación inicial de ahorro de costes, que era de 770 millones de euros.

Gortázar en ese mismo acto comunicó a falta de unas horas entonces para el cierre del proceso de adhesión,7.900 peticiones de salidas, que al final se han visto superadas.

Para los empleados que salgan por el ERE y quieran mantenerse en el mercado laboral, CaixaBank ha contratado un servicio de recolocación a Lee Hecht Harrison (Grupo Adecco) y Mckinsey durante el tiempo que lo necesiten, con la ventaja añadida de volver a acogerse al programa si el nuevo puesto no responde a sus expectativas.

McKinsey efectuará un análisis del mercado laboral para buscar las nuevas oportunidades de empleo a escala local a corto y medio plazo en toda la geografía española, y la filial de Adecco se ocupará de recolocar a los trabajadores y formarlos en nuevas capacidades si fuese necesario.

Normas
Entra en El País para participar