Operación corporativa

Mutua compra a Portobello la 'app' de ElParking

Se hace con las plataformas de movilidad urbana ElParking e Imbric

Ignacio Garralda, presidente de Mutua.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua.

Mutua Madrileña ha llegado a un acuerdo para adquirir a Portobello dos de las apps de movilidad urbana de Eysa (Estacionamientos y Servicios S.A.): ElParking e Imbric. La firma de capital riesgo Portobello puso a la venta la totalidad de Eysa por unos 300 millones de euros en 2020, sin embargo finalmente se decantó por trocear sus activos y vender por un lado la división de aparcamientos encargada de gestionar  estacionamiento regulado en superficie en las grandes ciudades españolas y, por otro lado, sus negocios de software, entre los que están estas dos aplicaciones.

Para Mutua, que se habría impuesto a otras ofertas como la de Amber, Constellation, Indigo, Easy Park y Egis, la compra de ElParking e Imbric es un paso más en su estrategia de avanzar en el ámbito de la movilidad urbana a través del mercado de las plataformas digitales, que según la aseguradora jugarán un papel relevante a la hora de ofrecer nuevas formas de gestionar los desplazamientos, ya sea con transporte público, vehículo compartido o en propiedad. Se trata de un negocio que registra una facturación anual de más de 12 millones de euros.

La operación permitirá también a Grupo Mutua ofrecer a sus clientes la mejor experiencia de usuario gracias al uso de unas plataformas líderes en su sector. La adquisición del 100% de ElParking y de Imbric se suma a la anterior entrada en el capital de Movo, la startup española de micromovilidad de Cabify, en la que entró en 2019 con una inversión de 10 millones de euros.

Según ha destacado la compañía, El Parking, Imbric y Eysa seguirán colaborando en el futuro para ofrecer a las ciudades y sus ciudadanos soluciones innovadoras en el ámbito de la movilidad urbana.

ElParking es una aplicación de asistencia y servicios al conductor con la que se puede pagar el ticket de aparcamiento regulado en las ciudades, reservar y pagar en aparcamientos públicos o en plazas de garaje privadas, abonar telepeajes, repostar en gasolineras y puntos de recarga eléctrica, o reservar y pagar la ITV, así como en talleres, entre otros servicios. Por su parte, Imbric ofrece las diferentes opciones de transporte urbano existentes, tanto públicos como privados, permitiendo su contratación y pago desde una única aplicación.

Para Mutua Madrileña, la operación es un nuevo paso en una de las principales metas de su plan estratégico 2021-2023: situar a la aseguradora en una posición clave en el ámbito de la movilidad, donde tiene el objetivo de poder cubrir todas las necesidades de sus clientes ante los cambios económicos y sociales que están transformando los hábitos de vida y la forma de desplazarse.

Normas
Entra en El País para participar