Renovables

Naturgy pone en marcha el plan estratégico y estudia la compra Eolia

Las valoraciones parten de los 2.000 millones

Naturgy pone en marcha el plan estratégico y estudia la compra Eolia

Naturgy ya trabaja para poner en marcha su ambicioso plan estratégico. Y, desde que presentó la nueva hoja de ruta el pasado miércoles, ya ha identificado su primera oportunidad de crecimiento en energías renovables. Se trata de Eolia, la compañía que ha puesto en venta el fondo canadiense Aimco por unos 2.000 millones, según indican fuentes financieras a CincoDías.

El fondo de pensiones de Alberta, Aimco, adquirió Eolia de manos de Oaktree en 2019. Este fondo, que es dueño del 97% del capital, ha decidido ahora aprovechar el buen momento de las energías renovables en España. Y ha encargado la venta de la compañía que fundó N+1, la actual Alantra, junto a varios bancos e inversores, como el fundador de Jazztel, Martin Varsavsky, entre otros. Algunos de estos socios fundadores retienen aún un 2% que podrán vender, si quieren, con las mismas condiciones que los canadienses.

El banco de inversión Cantor Fitzergald, con sede en Londres, es el encargado de pilotar la operación. Está previsto que los inversores interesados remitan sus ofertas no vinculantes antes del próximo 17 de agosto. Entonces, el vendedor elegirá un grupo de finalistas, que procederán a trabajar en la due diligence de la compañía para enviar en torno a octubre sus ofertas finales. Pese al éxito en la salida a Bolsa de Acciona Energía y después de la marcha atrás de Capital Energy y de OPDE, Aimco ha descartado intentar una salida a Bolsa de Eolia y ha optado por una venta privada.

Uno de estos interesados es Naturgy. La energética presentó la semana pasada su nuevo plan estratégico, en el que se propone multiplicar por tres su capacidad instalada en renovables hasta los 14 GW con un pipeline de 24,8 GW. Invertirá para los próximos cinco años 14.000 millones, de los cuales 8.700 millones se dedicarán a renovables. Deberá competir con los mayores fondos de pensiones y de infraestructuras del planeta (dado que el tamaño de la operación deja fuera a muchos de ellos), así como a otras compañias energéticas extranjeras, muy activas en los últimos años en la compra de grandes carteras renovables. Fuentes de Naturgy han descartado hacer comentarios.

Con la adquisición de Eolia, Naturgy daría un paso de gigante en la puesta en marcha de este plan y un mensaje contundente al mercado de que está dispuesta a cumplir con la hoja de ruta. Eolia cuenta con una extensa cartera de proyectos, tanto eólicos (un segmento en el que nació) como fotovoltaicos. Cuenta también con 1,2 GW en desarrollo. Cuenta con 26 parques eólicos, con una capacidad en suma de 700 MW. A ellos se le suman otras 10 plantas fotovoltaicas con 75 MW. Cuenta con un atractivo extra para los posibles compradores por sus posibilidades para el reposicionamieto y desarrollo interno de las plantas ya existentes.

El fondo vendedor espera unas pujas que ronden los 2.000 millones de euros. Esto supone multiplicar por 12 los 160 millones de ebitda que registró en 2020, el mismo múltiplo al que Bankinter y Plenium vendieron los activos de Helia al grupo canadiense de energías renovables Northaland Power por 1.061 millones, incluyendo deuda. El comprador de Eolia también asumiría los 1.050 millones de deuda neta de la compañía, lo que reduciría el valor del capital a los 950 millones.

Tras hacerse con Eolia, precisamente Aimco acordó una refinanciación de la compañía. En concreto, acordó un préstamo de 500 millones con cuatro bancos y emitió otros 500 millones en bonos. Santander y Sabadell fueron los coordinadores de la operación. El objetivo de la operación fue reducir el coste financiero de la firma y adaptarlo al nuevo marco regulatorio que impulsó el Gobierno en 2018 y fijó la prima a las plantas renovables en el 7,39%, para después lanzar la venta de la compañía a precios más atractivos. Fue la misma operación que realizó I Squared con T-Solar, tras haber adquirido esos activos renovables de la liquidación de Isolux Corsán, y los vendió posteriormente a Cubico.

El papel de Naturgy

Naturgy –que ya trató de comprar T Solar en 2020 en una puja en la que se enfrentó a Cubico, Plenium y China Three Gorges, entre otros– observa esta posible compra desde un lugar comprometido. Afronta también una opa por hasta el 22,69% del capital del fondo australiano IFM. La oferta se encuentra actualmente en stand-by, a la espera de que el Gobierno la autorice y en plena ofensiva del primer accionista, Criteria, que refuerza cada día su participación en la empresa con compras en el mercado.

“La empresa no puede quedar parada por la opa”, dijo Francisco Reynés, presidente de Naturgy, durante la presentación del plan estratégico. Y dicho y hecho. Tras varios meses de espera para presentar ese plan estratégico, y dos retrasos en otoño de 2020 y en febrero de este año, el equipo directivo de Naturgy no descasará en verano, con el objetivo de cerrar la primera operación de la nueva era.

Normas
Entra en El País para participar