Banca

CaixaBank ha recibido 7.900 peticiones para su ERE, frente a las 6.452 salidas pactadas

Destina 1.884 millones al ERE

CaixaBank ha recibido 7.900 peticiones para su ERE, frente a las 6.452 salidas pactadas

CaixaBank ha destinado 1.884 millones a cubrir los costes del ERE como consecuencia de la fusión con Bankia, cuyo acuerdo prevé la salida de 6.452 empleados en España, todos ellos voluntarios, como ha recordado el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar. Inicialmente se pretendía extender el ERA a un total de 8.291 empleados. El ejecutivo, además, ha explicado que hasta hoy  se han recibido unas 7.900 solicitudes, con lo que el ERE se cubrirá con sobredemanda. A las 15,00 horas se cierra el plazo de adhesión, cuyo proceso de salida se iniciará en el cuarto trimestre del año.

El directivo ha asegurado que tras las solicitudes recibidas se pone de manifiesto que las condiciones ofrecidas eran "atractivas y responsables". Además, ha subrayado que el ERE, en su conjunto, ha sido "exitoso y "beneficioso" para todas las partes, incluida CaixaBank.

El primer ejecutivo del banco ha asegurado que el coste estimado del ERE se sitúa en los 1.884 millones de euros, del que se desprende una indemnización media por empleado de unos 292.000 euros.

Aunque la estimación inicial de ahorro de costes anual era de 770 millones, finalmente se lograrán ahorros por valor de 940 millones, 590 de los cuales en términos de personal y otros 350 de otro tipo. Gortázar ha precisado que una vez completado todo este proceso, el total de sinergias anuales esperadas es de 1.230 millones de euros antes de impuestos, incluyendo aquí tanto los ahorros esperados como las sinergias de costes.

Ahora la entidad con los sindicatos deberán analizar la procedencia de cada una de las solicitudes, ya que puede darse sobredemanda en un territorio y falta de voluntarios en otro, un proceso que intentará conjugar los intereses de cada parte y que ha garantizado que se hará con diálogo con los sindicatos.

"Vamos a intentar gestionar los excedentes de provincias", ha dicho Gortázar.

Haciendo balance de la integración, Gortázar ha asegurado que era "evidente" que CaixaBank debía acometer un ERE para hacer frente al "evidente solape" que se creaba con la fusión con Bankia y debido al contexto económico de bajos tipos de interés, aunque ha admitido que negociar un ERE es "ingrato" en cualquier caso.

El ERE prevé un plan de recolocación con una empresa especialista en estos procesos.

El acuerdo, que contemplaba prejubilaciones a partir de los 52 años, preveía 4.902 salidas de empleados de la red comercial y 1.550 de servicios centrales y estructuras intermedias. Por otra parte, a pesar de que el acuerdo de integración prevé el cierre de más de 1.500 oficinas en el país, Gortázar ha recordado el compromiso del banco de "no desbancarizar" España, en especial las pequeñas poblaciones.

Tras haber cerrado el acuerdo laboral, CaixaBank tiene aún pendiente la integración tecnológica con Bankia, por lo que ha empezado la andadura de la integración "con muy buen paso", ha dicho Gortázar.

Según las cuentas de CaixaBank del primer semestre, el acuerdo laboral ha tenido un impacto de 1.319 millones de euros sobre el resultado atribuido.

Normas
Entra en El País para participar