Cuando la mediación y la sostenibilidad van de la mano

Las estrategias sostenibles que pueden implementar las empresas están en pleno auge

Getty Images
Getty Images

Es un hecho indudable que la sostenibilidad está de moda. Lo cierto es que los criterios ASG (o ESG, por las siglas en inglés), los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y el amplio abanico de estrategias de sostenibilidad que pueden implementar las empresas están en pleno auge.

Sin embargo, si bien se ha puesto el foco en iniciativas tales como cambios en el consumo de energía, mejora de la gestión de residuos o reducción del uso del papel, poco se ha escrito sobre la posibilidad de ser más sostenibles a través de la forma de resolución de las disputas.

Pues bien, es precisamente en este punto donde la mediación cobra especial importancia como ejemplo de actividad sostenible. Por medio de este poderoso mecanismo, las partes pueden resolver sus controversias en un día, mientras que, si hicieran uso de la jurisdicción ordinaria o el arbitraje, se necesitaría más tiempo, dinero y recursos. Además, la pandemia ha puesto de relieve con inusitada fuerza la saturación de nuestros Tribunales, por lo que recurrir a la mediación para resolver las controversias ayudaría a contribuir contra la saturación de los mismos.

A la luz de las diferentes vertientes de los criterios ESG, son varios los motivos por los cuales la mediación parece ser la "opción verde".

Desde un punto de vista ambiental, al tratarse de un mecanismo de resolución de conflictos informal, la mediación requiere menos infraestructura física y recursos de apoyo que el arbitraje o la litigación ordinaria. La mediación no ha de valerse de magistrados, letrados de la administración de justicia, funcionarios, etc. ya que sólo requiere al mediador, las partes y salas de conferencias (que pueden ser virtuales). La modesta infraestructura y el apoyo del personal en la mediación se traduce directamente en: menor consumo de energía, menor huella de carbono y menos residuos de bienes consumibles, lo cual ayuda a la consecución del ODS 13, que tiene como objetivo adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

En el ámbito social, la mediación tiene diferentes funciones a través de las que puede colaborar en la consecución del ODS 16 y en la consiguiente transformación social. De ellas, destacamos tres: la función de prevención de conflictos y construcción de una dinámica relacional no confrontativa; la función de resolución de conflictos mediante el diálogo, la búsqueda de intereses comunes y la consecución de acuerdos satisfactorios para todas las partes implicadas; y la función educativa para las personas, organizaciones y la sociedad en general, en la cultura de respeto por los diferentes puntos de vista, comunicación no violenta, colaboración y construcción de la paz.

Desde el ángulo de gobierno corporativo, al ser un mecanismo de resolución de controversias no confrontativo y que tiende a preservar las relaciones, la mediación puede ayudar a prevenir y resolver eficazmente los conflictos relacionados con cuestiones de gobernanza.

Estas controversias tienen el potencial de afectar profundamente a la empresa y a su viabilidad permanente, pudiendo llegar a afectar a la esencia del propósito empresarial, la reputación, los valores corporativos y a las relaciones con los inversores, los clientes, los empleados y demás stakeholders. Por ello, es fundamental que se resuelvan por un mecanismo que tienda a conservar las relaciones.

En este orden de ideas, cabe citar el caso de Jordania. Como consecuencia del aumento del número de litigios en los que están implicados los accionistas de las sociedades cotizadas y la incapacidad de los sistemas judiciales para litigar adecuadamente estos casos, el Código de Gobierno Corporativo de Jordania ha reconocido los ADR como un derecho opcional al que pueden recurrir los accionistas para resolver sus conflictos con los consejos de administración.

Por eso, es de vital importancia que estas buenas intenciones queden reflejadas en aras de evitar que queden en papel mojado y que la mediación y la sostenibilidad trabajen juntas de forma concertada. En este sentido, sería conveniente que los consejos de administración establezcan políticas de resolución de conflictos que incluyan la mediación como herramienta de gestión y que garanticen la resolución eficaz de los conflictos.

En conclusión, las iniciativas de sostenibilidad, no sólo se centran en industrias con cadenas de suministro de productos o procesos de fabricación, sino también en la resolución de disputas. Después de todo, la mediación es probablemente la opción más "verde" en los servicios de resolución de disputas. En otras palabras, los paradigmas tradicionales de suma cero, adversarios y de ganar / perder son opciones menos ecológicas que la mediación.

Ha llegado el momento de abordar nuestra contribución ante el cambio climático que enfrentamos también en el ámbito de la resolución de conflictos. El movimiento que hicimos hacia la mediación online como respuesta a la pandemia de la covid ha probado que la mediación puede ser amigable con el medio ambiente de forma accesible y altamente eficiente.

 Marlen Estévez, socia y directora del Departamento de Litigación, Arbitraje y Mediación y miembro del Consejo de Administración Roca Junyent.

 

Normas
Entra en El País para participar