Pontegadea

El valor de la cartera inmobiliaria de Amancio Ortega se reduce a 14.075 millones por la pandemia

El 'family office' Pontegadea rebaja sus ingresos un 43,3% a causa de los menores dividendos de Inditex

Amancio Ortega.
Amancio Ortega.

Por primera vez Amancio Ortega vio el pasado año cómo el valor de su megacartera inmobiliaria se reducía. El portfolio de Pontegadea, el familiy office del fundador de Inditex, se contrajo hasta una tasación de 14.075 millones de euros en 2020, un 7,2% menos que el ejercicio anterior, debido a la pandemia y al efecto divisa por la devaluación de la libra y el dólar. En 2019, sin embargo, había superado su propio récord al alcanzar los 15.163 millones y superar la barrera de los 15.000 millones en valoración.

Eliminado el efecto divisa, el descenso en el valor de la cartera de Ortega es inferior a un 5%, tal como se recoge en los resultados de 2020 remitidos por Pontegadea. La calidad de los inmuebles de oficinas y comerciales de Ortega, ubicados en zonas prime de grandes ciudades del mundo, ha permitido que el impacto de la pandemia de Covid-19 sea leve, según la propia empresa.

Pontegadea agrupa las inversiones de Ortega tanto en empresas como en inmobiliario. La principal fuente de ingresos es la participación del 59,29% en el capital de Inditex.

Precisamente, el family office obtuvo una cifra de negocio de 1.282 millones, un 43,3% menos por la rebaja del dividendo recibido del grupo textil. Ese dividendo se situó el pasado año en 646 millones -frente a los 1.626 millones de 2019- como consecuencia de las medidas tomadas para paliar el impacto de la pandemia de Covid en las cuentas del grupo de distribución textil, según se explica desde Pontegadea.

A esos ingresos por los dividendos de Inditex, el grupo suma 613 millones del negocio inmobiliario, un 1,3% menos fundamentalmente por el efecto divisa ya que, sin embargo, las rentas obtenidas mejoraron gracias a la calidad de los inquilinos ubicados en sus edificios en zonas prime.

En el caso del resultado neto del family office, se reduce un 62,5% hasta los 666 millones, tras contabilizar también 60 millones en donaciones a la Fundación Amancio Ortega.

Aparte de la participación en Inditex, Ortega mantenía al cierre del ejercicio participaciones relevantes de carácter financiero en Telxius (9,99% del capital) y Enagás (5%). En el caso de Telxius, recientemente adquirida por American Tower, generará al fundador de Inditex unas plusvalías de 330 millones.

La caída de la valoración en la cartera de Pontegadea no provoca ningún efecto en la cuenta de resultados ni supone un trastorno para el fundador de Inditex, ya que su posición es compradora y no se desprende de inmuebles.

Respecto al balance del grupo, contabiliza una deuda financiera de 1.022 millones (1.091 millones en 2019) y tesorería y equivalentes por valor de 802 millones. La posición de deuda neta es, por tanto, de 220 millones. El balance recoge también compromisos de donación a la Fundación Amancio Ortega por importe de 163 millones.

La cartera inmobiliaria

Ortega cuenta con inmuebles en nueve países, con peso fundamental en España, EE UU y Reino Unido. Precisamente la semana pasada se conoció que la cartera inmobiliaria de la filial británica creció algo más de un 1% hasta los 3.264 millones de euros (2.824 millones de libras) gracias a una nueva compra, tal como avanzó Cinco Días, aunque la tasación en conjunto también sufrió el efecto del Covid.

Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo con una fortuna actual de 64.900 millones, según Forbes, ha ido engordando año a año su negocio inmobiliario gracias a los dividendos de Inditex, que invertía en ladrillo. Así cuenta con edificios en España como Torre Picasso, Torre Foster, Castellana 79, Gran Vía 32 o la Apple Store de Barcelona, entre otros muchos.

Su gran compra en Londres fue The Post Building en 2019, por alrededor de 700 millones. También allí ha adquirido entre otras propiedades dos inmuebles en Oxford Street; la sede de la minera Río Tinto en St. James Square; Almack House, y Devonshire House, un gigantesco edificio en Picadilly. Asimismo se hizo con el edificio Adelphi por 680 millones.

En EE UU, es por ejemplo casero de Amazon en Seattle, después de comprar Troy Block por 650 millones. En ese país dispone de inmuebles en San Francisco, Nueva York, Chicago y Miami, y en el resto del mundo también destacan otros en Seúl o París, por ejemplo.

Normas
Entra en El País para participar