Alimentación

ING y Santander financian a Cinven para comprar Burger King

La banca le da un crédito de unos 500 millones

ING y Santander financian a Cinven para comprar Burger King

ING y Santander son los encargados de armar la financiación con la que Cinven tiene previsto adquirir el dueño de las franquicias de Burger King en España. El fondo que pilota Jorge Quemada ha acordado la compra de una participación mayoritaria, en la mayor operación del sector de la restauración en España.

ING, que ha sido asesor de Cinven en la transacción junto a Altamar, y Santander serán los encargados de dar a Cinven la financiación necesaria para acometer la operación. En principio, firmarán un crédito de 500 millones, a la espera de que se sumen más entidades a la operación. Está previsto que una parte del crédito se coloque en los próximos meses entre inversores institucionales.

Restaurant Brands Iberia, fundada en 1981, ostenta los derechos de explotación de la marca Burger King en España, Portugal, Gibraltar y Andorra, así como de Popeyes y Tim Hortons en España. En 2019 cerró con una deuda de 381 millones, que ahora será refinanciada en la operación. Además de varios préstamos bilaterales, la mayor parte se correspondía con un préstamo sindicado por 300 millones, refinanciado en 2019 y con vencimiento en 2025. El coste medio de la deuda era de 1,55%.

El objetivo de Cinven —que ostentará una participación mayoritaria, mientras que los fundadores y la compañía estadounidense se quedarán con una minoría— es acelerar la presencia de la compañía en el canal online, así como potenciar la apertura de nuevos locales en sus tres marcas. Explica el apetito por la operación en la resistencia del sector español de comida rápida durante el Covid-19 y la posición de liderazgo de Restaurant Brans Iberia.

En concreto, fuentes financieras apuntan a dos palancas de crecimiento en la compañía para el futuro. Por un lado, el acuerdo de máster franquicia de Burger King en Portugal, que la compañía obtuvo meses antes de la pandemia. Y, por otro, la expansión de la marca Popeye por España, que actualmente cuenta con 12 establecimientos y comenzó durante el Covid-19. El mercado también espera espacio para la consolidación de Burger King y que la irrupción de Cinven en el accionariado propulse operaciones de crecimiento inorgánico.

En 2019, antes de la crisis sanitaria, la compañía es propietaria de 500 locales y tiene otros 500 en fabquicia registró un beneficio de 21,26 millones y unos ingresos de más de 260 millones, de acuerdo a las últimas cuentas anuales depositadas ante el Registro Mercantil. La plantilla es de unos 1.000 trabajadores.

Normas
Entra en El País para participar