Euskaltel pierde 5,52 millones por los fuertes costes de expansión y el despliegue de fibra

La teleco, inmersa en la opa de MásMóvil, eleva los ingresos un 1,5% gracias a Virgin Telco

Euskaltel pierde 5,52 millones por los fuertes costes de expansión y el despliegue de fibra

Euskaltel perdió 5,52 millones de euros en el primer semestre, frente a un beneficio de 35,55 millones en el mismo periodo del pasado año, como consecuencia del fuerte incremento de los aprovisionamientos, así como de partidas como amortizaciones, personal y otros gastos de explotación, según explica en el informe financiero remitido a la CNMV. La teleco, en plena opa por parte de MásMóvil, ha disparado los costes como consecuencia de la expansión por el conjunto del mercado español de la mano de la marca Virgin Telco.

Además, las cuentas se han visto impactadas por el aumento de la inversión. En un comunicado, la operadora explica que el proyecto de actualización de la red de cable a fibra ha provocado una depreciación acelerada de 13 millones de euros de los activos de cable en el trimestre. Sin este efecto, la compañía habría generado más de seis millones de beneficio neto en el trimestre que, sumados a los siete millones en el primer trimestre, habrían dado como resultado un beneficio neto ajustado de 13,4 millones en el semestre.

Entre otras cargas, la empresa aumentó sus gastos en publicidad un 21%, hasta 9,6 millones, mientras que los costes de servicios prestados por terceros se incrementan un 26%, hasta 18,38 millones.

La operadora elevó sus ingresos un 1,5% en el segundo trimestre, hasta 174 millones de euros gracias al crecimiento de Virgin Telco. En el conjunto del semestre, suben cerca de un 1,2%, hasta 338 millones.

En su presentación ante los inversores, Euskaltel señala que el crecimiento de clientes de mercado masivo continúa a un ritmo muy elevado. Así, señala que los clientes fijos y móviles de Virgin Telco superan los 120.000 en su primer año en funcionamiento, “muy por encima de las expectativas”. La empresa señala que cerró el segundo trimestre con 863.000 clientes en el mercado masivo, un 10,3% más que la cifra registrada a la conclusión del ejercicio anterior y nuevo récord histórico del grupo.

El Ebitda crece un 1,2%, hasta 73,9 millones de euros, impulsado por las eficiencias en el negocio tradicional que compensan en parte el impacto del crecimiento de Virgin, las campañas de fidelización de 2020 y la suspensión de la renegociación de los acuerdos mayoristas.

La deuda aumenta un 3,3% interanual, hasta superar los 1.510 millones de euros. Euskaltel, no obstante, defiende su capacidad de generación de caja. La compañía señala que, a pesar de las fuertes inversiones en fibra de más de 30 millones de euros, y el lanzamiento de una estrategia de expansión nacional de fuerte crecimiento, ha generado 70 millones de flujo de caja operativo en los últimos doce meses.

La compañía añade que, en 2021, ha adelantado el pago de su dividendo complementario al segundo trimestre, lo que se ha traducido en el pago de 80 millones de dividendos en los últimos doce meses.“Dicho pago de dividendos supone el mantenimiento del compromiso de remuneración al accionista de Euskaltel, que pese a las elevadas inversiones en crecimiento realizadas, mantiene una rentabilidad por dividendo superior al 4% a precios actuales de la acción”, afirma.

La operadora está inmersa en pleno proceso de opa por parte de MásMóvil, que ofrece en torno a 2.000 millones de euros. La teleco pagará 11 euros por cada acción de Euskaltel.

El éxito de la opa está sujeto a obtener un grado de aceptación del 75% del capital, si bien MásMóvil ya cuenta con un compromiso de aceptación de los tres principales accionistas de la compañía vasca, Zegona, Kutxabank y Corporación Financiera Alba, que en su conjunto controlan más del 52% del capital.

Normas
Entra en El País para participar