Private equity

El capital riesgo se recupera y dispara la inversión en España con más de 2.000 millones

El volumen invertido sube un 27% y el número de operaciones se mantiene en las 394

Aquilino Peña, presidente de Ascri.
Aquilino Peña, presidente de Ascri.

Tras un año de parón y de encadenar un récord tras otro, el capital riesgo español vuelve a coger aire. La inversión en private equity se ha incrementado durante el primer semestre del año un 27% frente al mismo periodo del año anterior, hasta superar los 2.000 millones, repartidos en 394 millones, según los datos de la patronal del sector.

El presidente de Ascri, Aquilino Peña, pese a lo abultado de la cifra, resalta dos cifras para constatar la buena salud del sector tras el parón en el segundo trimestre del año pasado. Por un lado, el récord en el venture capital, con 731 millones en 301 operaciones, así como la buena marcha de las operaciones de middle-market (de entre 10 y 100 millones de euros de valor), que han crecido un 16%. Las grandes operaciones, de más de 100 millones, se han incrementado en una, hasta cuatro, con respecto al año anterior.

Otro de los argumento ha sido el papel protagonista de los fondos internacionales. Han realizado 96 operaciones, invirtiendo 1.600 millones. Es el máximo peso de los vehículos foráneos sobre el total. También destaca la pujanza del sector tecnológico, que ha protagonizado el 50% de la inversión.

En el otro lado de la moneda está el ritmo de la captación de fondos, que sufre una severa ralentización. La cifra cae un 34% hasta los 693 millones. El sector lo explica por las caídas en el pasado ejercicio de la economía caída y el retraso en la vuelta de los fondos de fondos y aseguradoras españolas. El capital disponible para invertir, dry-powder en la jerga, alcanza los 4.400 millones.

Las desinversiones, en cambio, se han más que triplicado hasta superar los 1.000 millones. El número de quiebras, además, es mínimo, de apenas 40 millones.

Normas
Entra en El País para participar