Distribución

Alimerka se suma al auge del súper regional: creció un 10% en 2020 y superó los 700 millones

La cadena asturiana facturó 706 millones batiendo su récord de ingresos

Alimerka se suma al auge del
súper regional: creció un 10% en
2020 y superó los 700 millones

Los confinamientos y las restricciones al ocio fuera del hogar impulsaron el negocio de los supermercados en 2020, especialmente el de los regionales, ante una necesidad mayor de proximidad. Una tendencia que han demostrado operadores como Consum, Bon Preu, Gadisa o el Grupo Uvesco y que también confirma Alimerka, la cadena asturiana con presencia también en Castilla y León y en menor medida en Galicia.

La compañía, propiedad de la familia Fernández González, alcanzó al cierre del año pasado una cifra de ingresos récord de 706 millones, lo que implica un crecimiento del 10% respecto al ejercicio anterior, como muestran sus cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. Con este crecimiento, la principal empresa asturiana de la distribución alimentaria encadena nueve ejercicios consecutivos de incrementos. A la conclusión del año, Alimerka contaba con un total de 168 puntos de venta, de los que 130 estaban situados en Asturias, 36 en Castilla y León y dos en Galicia.

La actividad de 2020 estuvo marcada por el impacto del Covid-19. En sus cuentas, Alimerka desde que se desató la pandemia “ha intentado prestar el mejor servicio a sus clientes con la mayor normalidad que le ha sido posible, pero priorizando ante todo la protección de la salud de los trabajadores”. Una situación que también influye en sus perspectivas de negocio para 2021, reconociendo que el resultado de este “dependerá en gran medida de la evolución futura del Covid-19 y de su impacto en la situación económica y social”, lo que no le impide proyectar unas expectativas “positivas”.

En términos de rentabilidad, Alimerka alcanzó un ebitda de 26 millones, un 24% más, y un beneficio neto de 7,9 millones, un 25% por encima del registrado en el año anterior.
Para este 2021, la compañía apuesta por “mantener un alto nivel de inversión para, a partir de unas tiendas mejores y modernizadas, conseguir mejorar las cifras de ventas”. Para este año anticipa la Apertura de nuevos supermercados, tanto en Asturias como en Castilla y León, así como la reforma y modernización de algunos de los ya existentes, además de la inversión en su centro logístico “con el objetivo de mejorar la eficiencia de los procesos”.

Reparte un dividendo de cinco millones


Alimerka destinó la mayor parte del beneficio alcanzado en 2020 al reparto de dividendos. Un total de cinco millones de euros, después e que en el ejercicio 2019 aplicase todo su resultado a ampliar sus reservas. La cifra de cinco millones mayor que la que repartió en 2018. Entonces destinó tres millones, en un año en el que el beneficio fue mayor, de 9,5 millones.

Normas
Entra en El País para participar