Posiciones cortas

Los bajistas duplican su apuesta contra el Ibex ante el arranque de la temporada de resultados

A precios de mercado están valoradas en 2.020 millones. Cellnex, ‘utilities’ y renovables son las cotizadas más penalizadas

La Bolsa, el activo estrella de 2021, ha entrado en una fase corrección en las últimas semanas, un movimiento que se ha agudizado en el mercado español y provoca una caída del 8,1% en el Ibex 35 desde máximos de junio. Aunque han sido muchos los factores que han propiciado la toma de beneficios, no conviene olvidar el papel jugado por las posiciones bajistas, una operativa de mercado que cobra una especial relevancia en las semanas previas a la presentación de resultados.

A pocos días de que las cotizadas den a conocer las cuentas del primer semestre y según los datos de la CNMV, los hedge funds han aflorado posiciones cortas en el capital de 14 firmas del Ibex que a precios de mercado están valoradas en 2.019,33 millones. Esta cifra supone multiplicar por dos los 920,47 millones apostados a la baja contra las cotizadas del selectivo hace seis meses cuando el revuelo vivido en Wall Street con el rally de GameStop y AMC puso en la diana esta estrategia. En aquel momento 13 integrantes del selectivo estaban en el punto de mira de los inversores bajistas.

En los últimos meses las renovables y compañías de perfil defensivo como farmacéuticas, utilities o Cellnex han arrebatado el protagonismo a la banca como las cotizadas más afectadas por las posiciones cortas. Estas compañías, que en 2020 lograron salvar los muebles y acumular sustanciales ganancias en Bolsa, se han enfrentado en este ejercicio a la corrección derivada de las rotaciones de carteras hacia sectores cíclicos. Esto unido a la incertidumbre que generan los cambios regulatorios en el sector energético se ha convertido en el caldo de cultivo perfecto para los bajistas.

De las 14 firmas presas de las posiciones cortas, Cellnex repite una vez más como la más castigada, una corriente que se lleva repitiendo los últimos siete meses, pero que cobró un protagonismo a finales de marzo cuando el operador de torres de telecomunicaciones anunció una ampliación de capital por hasta 7.000 millones. El haber estado bajo la mirada de los inversores bajistas no le impide subir un 17,6% en el año, ni ha restado brillo al apetito de los inversores por el papel de la cotizada (la ampliación se cerró con una demanda récord de 319.000 millones). Según las últimas notificaciones a la CNMV, los cortos acumulan el 1,19% del capital, frente al 2,19% de hace cuatro meses. A precios de mercado las apuestas bajistas de AQR Capital (0,69%) y D. E. Shaw (0,5%) están valoradas en 432 millones. Actualmente, ya no figuran Citadel y BNP Paribas pero podrían haber disminuido su posición pues la CNMV solo publica las superiores al 0,5%,

Un escalón por debajo se sitúan Iberdrola, con el 0,5% de su capital en manos de los cortos, y Santander. El pasado lunes AQR Capital afloró una apuesta bajista del 0,61% en la entidad. Tradicionalmente en la Bolsa española han sido los bancos las cotizadas más afectadas por esta operativa. El mejor empleo de esto fue lo ocurrido con Liberbank. En junio de 2017 y después de que en tan solo 10 sesiones la entidad cayera un 50% en Bolsa fruto de las presiones bajistas, la CNMV prohibió durante un mes estas operaciones. En la actualidad solo Santander y Sabadell (0,9% en poder de Samlyn Capital) concentran las apuestas bajistas.

La lista de utilities y firmas energías renovables afectadas por los cortos la completan Siemens Gamesa, Enagás, Red Eléctrica y Solaria. Entre las cuatro centran el 22,1% de las apuestas bajistas del Ibex 35. Estas posiciones suman 446,9 millones de euros, casi lo mismo que las existentes en Cellnex.

Además de las firmas con mejor comportamiento en los momentos más duros de la crisis, en los últimos meses los bajistas han mantenido a Indra (2,5%) y Amadeus (0,77) en la diana. El castigo sufrido tras el cambio de dirección en la primera y las caídas de las cotizadas turísticas con la expansión de las nuevas variantes de la pandemia han sido aprovechadas por los fondos para ganar con los descensos.

¿Qué son las posiciones cortas?

Estrategia. Es una operativa bursátil que consiste en apostar por la caída de un determinado valor. Las posiciones cortas suponen vender un activo con la idea de que el precio bajará para comprarlo después a un nivel más bajo. Al abrir una posición corta los valores se toman prestados de un tercero, generalmente un bróker, para después venderlos. El préstamo ocurre automáticamente al abrir la posición.

Más activo. En la Bolsa española los fondos más activos son AQR Capital, presente en 6 de las 35 cotizadas del Ibex, y AKO, que mantiene posiciones bajistas en dos firmas del selectivo. Aunque no han comunicado notificaciones a la CNMV, Citadel y Marshal Wace suelen ser nombres habituales. Su protagonismo ha sido ocupado por D. E. Shaw, una compañía de fondos de cobertura fundada por el científico multimillonario David Elliot Shaw y que fue calificada por la revista Fortune como “la fuerza más intrigante y misteriosa de Wall Street”. Junto a estos también se encuentra BlackRock o el fondo de pensiones de Canadá.

Normas
Entra en El País para participar