Distribución

S&P mantiene intacto el rating de El Corte Inglés pese al Covid-19

La agencia sigue la decisión de Moodys y Fitch y mantiene la nota en BB+ para la empresa y BBB- para los bonos

El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid.
El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid.

S&P mantiene inalterada su opinión sobre El Corte Inglés pese al azote del Covid-19 sobre todo el sector retail. La agencia de rating le da una nota de BB+ a la empresa, un escalón por debajo del grado de inversión, y de BBB- a sus emisiones, que ya tienen esa consideración para la firma. Esto permite, entre otras cosas, que el BCE pueda seguir incluyendo a estos bonos en sus programas de compras de deuda.

La agencia ha tomado la misma decisión que sus homólogas. Moodys ha mantenido también inalterado el rating de la compañía en Ba1, un peldaño por debajo del grado de inversión. Y Fitch ha hecho lo propio en BB+.

El gigante español de la distribución cuenta con dos emisiones de bonos que cotizan en el mercado. La primera la realizó en 2018, por 600 millones, vencimiento en 2024 y un cupón del 3%. La segunda la lanzó en septiembre del año pasado, por idéntica cantidad y un cupón del 3,6%. Tiene además otros 600 millones en bonos de Hipercor que expirarán el año que viene. En total, la deuda neta alcanzó los 3.811 millones.

S&P resalta la mejora de la situación de la compañía al ritmo que se aligeran las medidas para contener el Covid-19. Apunta a una “rápida mejora” y a que el grupo continúa comprometido con su plan de desapalancamiento, incrementando la posición de caja y la venta de activos. Opina que su balance está “mejor preparado” para beneficiarse de la recuperación económica y pondera su papel en el canal online como positivo, resaltando la importancia de su infraestructura logística.

Todo ello confronta con la situación de sus competidores. Mark & Spencer, por ejemplo, ha visto reducido su rating hasta BB+ para Fitch y S&P y Ba1 para Moodys. En cuanto a los grandes almacenes norteamericanos revisaron a estable la perspectiva de Kohl tras haberla rebajado el año pasado, la misma que Dillard, que sufrió un descenso de nota de dos escalones por S&P y Fitch el año pasado. En el caso de Macys ha sufrido una degradación de cuatro niveles por S&P, hasta B+, y de tres por Moodys, a Ba3. En ambos casos, lejos que la nota de El Corte Inglés.

Normas
Entra en El País para participar