El Gobierno pretende subir los permisos de paternidad y maternidad a seis meses

Plantea, a su vez, que las madres que crían solas a sus hijos puedan disfrutar del permiso que le correspondería al otro progenitor en caso de estar en pareja

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. EFE

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha anunciado este miércoles que está trabajando junto al ministerio de Igualdad para ampliar el permiso de paternidad y maternidad de cuatro a seis meses."[España] tiene una cuenta pendiente con las familias con bebés recién nacidos (...) soy consciente de lo complicado que es conciliar el trabajo y tener que dejar a un bebé a los cuatro meses al cuidado de otras personas y de lo difícil que es mantener la lactancia materna exclusiva teniendo que incorporarse de forma prematura al trabajo", ha dicho Belarra durante un acto en la Casa de América, en Madrid.

Además, la ministra ha indicado que la intención del ministerio que dirige es otorgar a las madres que crían solas a sus hijos, el derecho de disfrutar no solo de su permiso, sino del que le correspondería al otro progenitor en caso de tener pareja.

La ley de diversidad familiar, que se prevé que esté lista a finales de año, también incluirá una prestación universal por crianza de hijo que "no dependa de la cuenta corriente de la familia" y que permita criar a los hijos "con dignidad". "Basándonos en la evidencia que es objetiva, que ya muestran las buenas prácticas internacionales, fundamentalmente europeas, pensamos que es la única forma de atajar los índices de pobreza infantil", ha subrayado Belarra. Según ha señalado, en España hay 2,3 millones de menores en riesgo de pobreza.

A juicio de la ministra, esta prestación tiene que tener "carácter universal" porque "es la única manera de llegar a todos los niños del país" y "porque los derechos de los niños no pueden depender de la cuenta corriente de la familia a la que pertenecen".

"Nuestra intención es que esta prestación no dependa, a diferencia de las ya existentes, de cuestiones como la cotización a la seguridad social y debe ser compatible con otras prestaciones que se otorgan por otras razones diferentes", ha subrayado.

Por su parte, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha añadido que también son sensibles a la introducción de "un permiso remunerado para el cuidado" en la ley de diversidad familiar, que está en fase de consulta pública y ya ha recibido más de 250 aportaciones.

Álvarez también ha señalado la necesidad de corregir la "insuficiente inversión" en políticas de apoyo a las familias porque, según ha explicado, España invierte "casi un punto del PIB menos que los países de su entorno".

Además, tal y como ha precisado Belarra, la ley tendrá como objetivo proteger especialmente a las familias monomarentales, a las familias LGTBI y a aquellas con menos recursos, y "reconocer y proteger" la "diversidad".

Normas
Entra en El País para participar