Tecnología

El abogado venezolano de Spotify que pone a Apple contra las cuerdas

Horacio Gutiérrez, jefe legal de Spotify, encabeza una serie de demandas antimonopolio contra la firma de la manzana en Europa y EE UU

Tienda Apple en Nueva York
Tienda Apple en Nueva York AFP

Horacio Gutiérrez se hizo un nombre en el derecho corporativo de Estados Unidos hace dos décadas defendiendo a Microsoft contra las acusaciones de prácticas anticompetitivas en el primer gran caso antimonopolio de la era de internet. Gutiérrez, ahora director legal de Spotify, ha cambiado de bando. En los últimos cinco años, ha dirigido una serie de demandas contra Apple con la posibilidad de tener un impacto aún mayor que el litigio de Microsoft.

Cuando Gutiérrez empezó a acusar a la empresa de iPhone de prácticas anticompetitivas en 2016, los reguladores ya miraban con recelo a Facebook y Google por sus modelos de negocio basados en la acumulación de datos personales. Pero entonces Apple era todavía mucho menos sospechosa. Los legisladores asociaban la empresa con Steve Jobs, con aplicaciones y sus teléfonos en sus bolsillos. “Tenías que superar ciertas deferencias de los reguladores”, dice Gutiérrez. “Mucha gente con la que hablaba usaba productos Apple y admiraba la empresa”.

Gutiérrez ha sido fundamental para las demandas de desarrolladores de aplicaciones como Spotify y Epic Games que afirman que Apple ha abusado de su poder al exigirles que paguen una tarifa del 30% por las transacciones dentro de su App Store, y al prohibirles ofrecer a los clientes alternativas de pago.

En junio de 2020, la Comisión Europea respondió a las quejas de Spotify sobre Apple abriendo una investigación antimonopolio. Dos meses después, Epic demandó a Apple. Los legisladores estadounidenses están considerando una normativa de competencia más amplia que podría afectar significativamente a las grandes tecnológicas.

Francia, Alemania, Japón, Países Bajos y Reino Unido también investigan a la empresa. El 7 de julio, decenas de fiscales generales de EE UU presentaron una demanda contra Google por prácticas similares en la tienda Google Play. Spotify también planea un pleito contra Google.

Apple dice que la App Store ha ayudado a Spotify a convertirse en el servicio de suscripción de música más grande del mundo, y que ahora paga una comisión del 15% en las suscripciones que llegan a través de dispositivos Apple. “Quieren todos los beneficios de la App Store, pero no creen que deban pagar nada por eso”, dijo un portavoz de Apple en un comunicado. Google se negó a comentar.

Trayectoria

Gutiérrez nació y se crió en Venezuela. Se unió a Microsoft en 1998 tras graduarse en la Universidad de Miami y comenzó como su abogado para América Latina. Fue enviado a Europa para actuar como abogado defensor de Microsoft ante la Comisión Europea, que había demandado a la compañía por integrar su navegador Internet Explorer en Windows. “Éramos el símbolo de los grandes monopolistas arrogantes”, dice John Kelly, quien en ese momento supervisaba los asuntos corporativos de Microsoft en Europa. Aunque Microsoft perdió el caso, Gutiérrez conoció a fondo la ley antimonopolio en Europa y cultivó relaciones.

Spotify contrató a Gutiérrez desde Microsoft en 2016. La idea no era específicamente perseguir a Apple, pero el fabricante del iPhone ya había comenzado a hacer la vida muy difícil al servicio de música.

Tim Cook quería ganar más dinero con las aplicaciones que dependían de los dispositivos Apple para llegar a sus clientes. Apple había cobrado una comisión por la descarga inicial de aplicaciones de pago, pero en 2014 comenzó a exigir que los servicios de suscripción como Spotify pagaran una parte de los ingresos que obtenía cuando los clientes se suscribían a través de su tienda.
En 2015, Apple presentó Apple Music, competidor directo de Spotify al mismo precio.

Para entonces, Gutiérrez conocía a la mayoría de los principales abogados de Silicon Valley. Poco después de aceptar el trabajo de Spotify, voló a Cupertino, California, para reunirse con el abogado de Apple. Las empresas no lograron un acuerdo, y Apple amenazó con expulsar a Spotify de la App Store. Gutiérrez empezó a medir la disposición de los reguladores en EE UU y Bruselas para su caso y vio a Europa más proclive. A partir de ahí, llegó la lluvia de demandas.

Normas
Entra en El País para participar