Reino Unido advierte sobre el impacto para la competencia del acuerdo entre Cellnex y Hutchison

Iniciará una investigación en profundidad de la operación

El grupo español ya contemplaba esta posibilidad desde el anuncio del acuerdo

Reino Unido advierte sobre el impacto para la competencia del acuerdo entre Cellnex y Hutchison

La autoridad británica de la competencia (Competition and Markets Authority o CMA) ha advertido este martes de que la integración de las operaciones de Cellnex y Hutchison en Reino Unido ha elevado sus preocupaciones sobre un impacto en la competencia en el segmento de las infraestructuras de telecomunicaciones.

El acuerdo bajo revisión forma parte de la operación de compra, por parte de Cellnex, de las torres de telecos de Hutchison en un total de seis mercados europeos, por un total de 10.000 millones de euros. Es la mayor adquisición de la historia del grupo español. De los seis países, en cinco se han cerrado ya los acuerdos.

La CMA ha recordado que en mayo inició una investigación, en fase 1, de la citada operación, indicando que, durante el proceso, ha encontrado preocupaciones entorno al mercado de infraestructuras pasivas. Según el regulador británico, Cellnex es ya, con cierta distancia, el mayor proveedor de independiente de torres de móvil en Reino Unido, tras la compra de la división de telecomunicaciones de Arqiva en 2020. “La CMA está preocupada ante la posibilidad de que la compra de un gran número de activos propiedad de Hutchison, fortalezca su posición en este mercado”, dice el regulador.

“Dada la pérdida de una competencia alternativa y la limitada competencia que Cellnex encara de los proveedores de torres más pequeños y de los operadores de telefonía móvil, la CMA está preocupada porque este acuerdo podría dar como resultado un aumento de los precios y una bajada de la calidad de los servicios para los operadores móviles, con impacto adverso para los usuarios en Reino Unido”, señala.

La decisión de la CMA, en cualquier caso, no ha sorprendido a Cellnex. La compañía tenía prevista esta opción y, ya en la presentación del acuerdo, en otoño de 2020, advirtió de que el cierre de la operación con Hutchison en Reino Unido se iría hasta el año 2022. De hecho, esta parte de la operación se cerraría con una ampliación de capital, que daría entrada a Hutchison en el accionariado de Cellnex.

Con la entrada en fase 2 de la investigación, la CMA podría extender sus análisis en un periodo entre 24 y 36 semanas.

Cellnex quiere convencer a la autoridad británica de que la transacción no afectará a la competencia en este mercado de telecomunicaciones en Reino Unido. De hecho, la empresa recuerda que hay otros operadores como es el caso de CTIL, participada por Telefónica y Vantage Towers (controlada por Vodafone), que tiene más de 14.000 emplazamientos, que le otorgan una cuota de mercado mayor.

La compañía, de igual forma, no descarta que la operación con Hutchison pueda ser aprobada con condiciones.

Normas
Entra en El País para participar