Renovables

Iberdrola y Windar amplían sus operaciones en eólica marina

La eléctrica adjudica al grupo asturiano las cimentaciones del complejo Baltic Eagle

Orlando Alonso e Ignacio Galán, presidentes de Windar e Iberdrola.
Orlando Alonso e Ignacio Galán, presidentes de Windar e Iberdrola.

Iberdrola sigue contando con Windar como uno de sus proveedores de referencia en el ámbito de eólica marina. El grupo que preside Ignacio Galán ha adjudicado a la compañía de Avilés (Asturias) el suministro de parte de las cimentaciones submarinas en las que se anclarán las turbinas del complejo off shore Baltic Eagle, el segundo de Iberdrola en aguas jurisdiccionales de Alemania.

Entre Windar y la empresa alemana EEW entregarán toda la parte de las cimentaciones del futuro parque renovable. El grupo que preside Orlando Alonso fabricará en Avilés las 50 piezas de transición, que unen las torres a los cimientos. Y EEW construirá el medio centenar de monopilotes que sostendrán a los aerogeneradores.

Windar implicará en el proyecto a 30 de sus proveedores locales, entre siderúrgicas y productores y bienes de equipo. El pedido de Iberdrola generará 800 empleos en base a 1,3 millones de horas de trabajo. Al final de su construcción, las cimentaciones se embarcarán rumbo a Alemania a principios de 2023.

Iberdrola también ha contratado a Navantia los jackets, las torres que soportan las turbinas y que sobresalen de la lámina de agua. Baltic Eagle tendrá una capacidad de 476 MW con la que abastecerá de electricidad a 475.000 hogares y evitará la emisión de un millón de toneladas de CO2 al año. El complejo estará operativo a finales de 2024.

Normas
Entra en El País para participar