Telefónica saneó 2.194 millones en su holding latinoamericano por el impacto del real

Hizo una dotación de la corrección valorativa de 1.888 millones en Brasil

Destaca el duro impacto de la crisis del Covid en sus filiales en la región

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil. Efe

Telefónica llevó a cabo un saneamiento de 2.194 millones de euros en su holding Telefónica Latinoamérica Holding al cierre de 2020, según señala esta compañía en el informe financiero anual de esta filial correspondiente al pasado ejercicio, remitido al Registro Mercantil.

La compañía explica el fuerte impacto de la depreciación de las monedas latinoamericanas frente al euro, como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19. Así, indica que la crisis ha contribuido a una significativa depreciación de las principales divisas de los países en los que el grupo opera respecto al euro, el cual ha tenido un impacto negativo muy significativo en la conversión a euros de los flujos estimados a recibir de cada filial en el marco de la evaluación del deterioro de las participaciones realizado por la sociedad al cierre del ejercicio.

En este contexto, la compañía precisa que se hizo una dotación de la corrección valorativa en Telefónica Brasil y Sao Paulo Telecomunicaçoes Participaçoes por un importe de 1.085 y 803 millones de euros, respectivamente. En total, 1.888 millones. La empresa recuerda que, en 2019, se revirtieron 93 millones de la corrección valorativa en el citado holding Sao Paulo Telecomunicaçoes Participaçoes.

En la misma línea, afirma que la compañía realizó una dotación de corrección valorativa en Telefónica Móviles Argentina, por importe de 264 millones de euros. En 2019 se había hecho otro movimiento análogo, por 274 millones.

La compañía precisa que, en el presente ejercicio, decidió no preparar cuentas anuales consolidadas al acogerse a la dispensa del Real Decreto Consolidación. La operadora añade que, desde la perspectiva de los resultados individuales de la sociedad, en 2020 reflejan una pérdida neta de 2.138 millones de euros como consecuencia, principalmente, de la caída de ingresos y del citado ajuste del valor de las participaciones. En el ejercicio anterior, los números rojos habían sido de 341 millones.

Cifra de negocio

El importe neto de la cifra de negocios se situó 326 millones de euros derivados, fundamentalmente, de ingresos por dividendos. En el año anterior, la cifra de negocio había rondado los 747 millones.

El balance de situación a 31 de diciembre de 2020 muestra unos activos totales de 11.163 millones de euros, de los 7.496 millones corresponden a participaciones en empresas del grupo y asociadas. Al cierre del ejercicio anterior, los activos superaban los 14.790 millones. El patrimonio neto pasó de 13.021 millones a 10.882 millones. Eso sí, en 2020, Telefónica transfirió distintas sociedades de Telefónica Latinoamérica Holding a Telefónica Hispanoamérica.

La sociedad, no obstante, tiene un fondo de maniobra positivo por importe de 3.438 millones de euros.

En el informe, la compañía advierte de que la crisis provocada por la pandemia ha cambiado el panorama macroeconómico, y ha aumentado el nivel de incertidumbre sobre las perspectivas económicas futuras. La crisis ha provocado la mayor caída del PIB global de las últimas décadas, e inevitablemente ha tenido un impacto significativo en la evolución financiera y operativa de las sociedades participadas por Telefónica Latinoamérica Holding.

La cifra de negocio de las filiales se ha visto afectada por la reducción de la actividad comercial principalmente en el segundo trimestre, cuando los confinamientos ejercieron una presión sin precedentes de la actividad comercial. Telefónica indica que la reducción de la cifra de negocio se pudo mitigar parcialmente con las medidas de control de costes, las menores tasas de churn y la reducción del capex.

La teleco añade que se espera que los resultados evolucionen favorablemente conforme se vaya resolviendo la crisis económica en cada uno de los mercados en los que opera.

Reorganización de las filiales

En 2020, Telefónica reorganizó las operaciones en Latinoamérica, para concentrar en Telefónica Hispanoamérica (antiguo Latin America Cellular Holdings) sus negocios en Colombia, Chile, Ecuador, México, Perú, Venezuela y Uruguay.

Así, Telefónica Latinoamérica Holding vendió el 50,22% de Telefónica del Perú, por 920 millones de euros. Además, vendió a Telefónica Hispanoamérica un 51,52% de ColTel, por 900 millones; el 99,99% de Otecel, por 504 millones; el 99,99% de Terra Networks México, por 17 millones; y el 100% de Telefónica Móviles del Uruguay, por 370 millones.

También vendió a la matriz Telefónica, el 31,42% de Telefónica Hispanoamérica, por 974 millones de euros.

Estos movimientos se encuadraron en la configuración de la división Hispam, para agrupar en esta unidad las filiales en la región, de cara a afrontar operaciones corporativas, incluida una posible venta o la entrada de un inversor.

Normas
Entra en El País para participar