Ingeniería

Tecniberia llama a las pymes de la ingeniería a integrarse en la patronal

Pablo Bueno, primer ejecutivo de Typsa, renueva en el cargo de presidente del colectivo

Pablo Bueno, presidente de Tecniberia.
Pablo Bueno, presidente de Tecniberia.

La renovación de Pablo Bueno como presidente de Tecniberia se ha producido por unanimidad y con un mensaje de unidad y aperturismo: “Queremos integrar en Tecniberia a todas las ingenierías españolas. Cualquier empresa del sector es bienvenida a la asociación, sea cual sea su tamaño”. La patronal hace un llamamiento a las pymes en un intento de elevar su peso ante los retos que se avecinan.

En la actualidad, Tecniberia está formada por 62 compañías, entre las que figuran Acciona, Técnicas Reunidas, Ayesa, Typsa, SGS, Eptisa, Prointec, Aecom, Intecsa o las públicas Ineco y Tragsa, entre otras. Junto a ellas también hay firmas de tamaño mediano.

El también presidente y consejero delegado de Typsa, ha sido elegido tras un año y medio previo al frente de Tecniberia y después de un proceso electoral que ha ocupó el mes de junio. Como vicepresidente se mantiene, José Manuel Vacas, de TPF-Getinsa Euroestudios.

Pablo Bueno: "Cualquier empresa del sector es bienvenida a la asociación, sea cual sea su tamaño”

Desde el punto de vista de Bueno, Tecniberia debe trabajar “para que la ingeniería sea una actividad más reconocida y apreciada, destacando su elevada capacidad técnica e innovadora, además de poner en valor su aportación a la sociedad”.

En su intento de captar nuevos asociados, la asociación ofrece distintos tipos de servicios y representación ante Administraciones españolas, promotores privados, organismos multilaterales y asociaciones internacionales. También negocia el convenio colectivo del sector, es un actor principal en la elaboración de normativa y durante años ha velado por denunciar prácticas de competencia desleal. Esta última tarea motivó duros enfrentamientos con distintos Gobiernos por las reiteradas encomiendas de gestión de proyectos de ingeniería a firmas públicas.

La ingeniería española, afectada en 2020 por el parón de la licitación que impuso la pandemia, está a la espera de que cristalicen los proyectos que derivarán del Plan de recuperación de la economía española.

Normas
Entra en El País para participar