DigitalES Summit 2021

Vestager: "Lograr una transición digital exitosa no es solo cuestión de dinero sino de hacer las reformas adecuadas"

La vicepresidenta y comisaria de Competencia de la Comisión Europa destaca la "seriedad y ambición" del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español

Margrethe Vestager, vicepresidenta y comisaria de Competencia de la Comisión Europea, en DigitalES Summit 2021.
Margrethe Vestager, vicepresidenta y comisaria de Competencia de la Comisión Europea, en DigitalES Summit 2021.

La vicepresidenta y comisaria de Competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, ha defendido hoy que no habrá recuperación sin tecnologías digitales y ha destacado que el hecho de que España vaya a destinar el 28% de los fondos que reciba del mecanismo Next Generation EU a la transformación digital del país, ocho puntos por encima del mínimo exigido por Bruselas a los estados miembros, "muestra la seriedad y ambición que España está concediendo a la digitalización”.

Vestager, que ha apoyado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno español durante su participación hoy en el congreso DigitalES Summit 2021, ha señalado que la pandemia ha acelerado claramente la digitalización “y no hay vuelta atrás al mundo como lo conocíamos antes”. “Al contrario, las nuevas tecnologías en auge como los objetos conectados, las innovaciones basadas en inteligencia artificial o la computación de alto rendimiento significan que lo digital jugará un papel aún más importante en nuestra vida cotidiana y un papel más importante para asegurar nuestra competitividad como continente”, ha dicho.

Pero, lograr una transición digital exitosa "no es sólo cuestión de dinero, sino también de hacer las reformas adecuadas”. En este sentido, la vicepresidenta de la Comisión Europea ha valorado positivamente los 3.600 millones de euros presupuestados en España para la formación en competencias digitales, los 3.000 millones para la transformación digital de pymes y autónomos, la “excelente” red de fibra óptica del país y el grado de digitalización de sus servicios públicos. También ha calificado de “pionera” la actuación del Gobierno en materia de protección de derechos en el ámbito digital.

Vestager ha insistido en que la digitalización de Europa “es fundamental” para su prosperidad, pero ha remarcado que la digitalización “no es un fin en sí misma; solo tiene sentido si se utilizan tecnologías digitales para hacer que nuestra economía sea más verde, más resiliente y más inclusiva, sin dejar a nadie al margen”. Por eso, ha dicho, la Comisión Europea propone cuatro algunos grandes objetivos para la próxima década, recogidos en la llamada Brújula Digital 2030, que tienen que ver con las habilidades, las infraestructuras, la digitalización de servicios públicos y la digitalización de empresas.

En concreto, la Brújula Digital europea establece que, para 2030, al menos el 80% de todos los adultos tendrá competencias digitales básicas y habrá 20 millones de especialistas en TIC en la UE, con más mujeres adoptando este tipo de profesiones. “Y con los 3.600 millones de euros dedicados a la formación de habilidades digitales, España está claramente asumiendo este desafío”.

En lo que respecta a las infraestructuras tecnológicas, para esa fecha todos los hogares de la UE tendrán conectividad de gigabit y todas las zonas pobladas estarán servidas por redes 5G; la producción de semiconductores avanzados y sostenibles en Europa representará el 20% de la producción mundial (el doble que la actual); se desplegarán en la UE 10.000 nodos externos muy seguros y climáticamente neutros; y en Europa deberemos disponer ya de un ordenador cuántico.

Para 2030, también tres de cada cuatro empresas deberán utilizar servicios de computación en nube, macrodatos e inteligencia artificial; más del 90% de las pymes deberán alcanzar al menos un nivel básico de intensidad digital, y se duplicará el volumen de unicornios de la UE, que actualmente es de 122. “Con 3.000 millones destinados a apoyar la transformación digital de las pymes y autónomos, España jugará un papel clave para lograr esta ambición”, ha remarcado Vestager.

Por último, la Comisión Europea establece que, dentro de una década, todos los servicios públicos clave deberán estar disponibles en línea, “algo que impulsará la digitalización de las empresas, especialmente de las pequeñas”, y el 80% de los ciudadanos utilizará una solución de identificación electrónica.

La ambición es construir una Europa digitalmente soberana en un mundo abierto e interconectado, y ejecutar políticas públicas en pro de un futuro digital centrado en el ser humano, ha señalado Vestager. Pero, para la comisaria europea nada de esto será posible sin la confianza de los ciudadanos. “Las personas deben confiar en que las tecnologías digitales les serán de gran utilidad. Deben sentir que tienen el control, y esto comienza por tener el mismo nivel de derechos on line y offline”, ha concluido, al tiempo que ha remarcado la importancia de la colaboración público-privada.

Normas
Entra en El País para participar